En la tragedia murieron 9 trabajadores

El plan de la Fiscalía para investigar la tragedia de Chirajara

El fiscal general dijo que ya se descartó la hipótesis de que un movimiento sísmico fuera el responsable del desplome del puente en la vía Bogotá-Villavicencio.

Para la construcción del puente se invirtieron más de $75.000 millones del erario. / Gustavo Torrijos - El Espectador

El trabajo que hagan los organismos investigativos y de control durante los próximos días, de frente a la tragedia del puente de Chirajara (en la doble calzada Bogotá-Villavicencio), que se derrumbó el pasado lunes 15 de enero, será clave para establecer responsabilidades por la muerte de nueve trabajadores en este desastre. Tanto la Procuraduría como la Fiscalía comenzaron a trabajar en el tema. Ayer mismo, la Procuraduría anunció que empezaba a practicar pruebas para decidir si abre investigación formal. La construcción de la Ruta al Futuro, que pasó de ser un proyecto 4G de mostrar para los políticos a un sueño empantanado con este evento, está hoy en la mira de las autoridades.

La Fiscalía, por su parte, ya estableció también una hoja de ruta para trabajar en la zona. Tres equipos de investigadores fueron enviados al lugar donde se derrumbó el viaducto. Uno tiene la tarea de concentrarse en aspectos técnicos de la obra, por eso está tomando muestras que se llevarán a laboratorio para tratar de resolver uno de los mayores interrogantes que hay sobre la mesa: ¿se estaba construyendo el puente con los materiales adecuados? Ese equipo, además, verifica si los trabajadores contaban con las medidas adecuadas de seguridad para laborar, si tenían los equipos especializados que una obra de esa envergadura exigía y si esos equipos se encontraban en buen estado.

(Le puede interesar: Fiscalía descarta hipótesis de sismo en desplome de puente Chirajara)

El segundo equipo de la Fiscalía está en otra parte: en las oficinas de las empresas Gisaico e Imco, subcontratadas por la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes, cuyo socio mayoritario es Corficolombiana, es decir, el grupo Aval). Los investigadores del CTI están inspeccionando, verificando los planos, revisando las actas de ejecución y de seguridad y, lo más importante: buscando información de las facturas para establecer dónde se compraron los materiales, y verificar así qué y cómo se usó para edificar esta obra que hoy yace en pedazos en el fondo del abismo, desmintiendo así al presidente Juan Manuel Santos, quien apenas hace unos meses decía que ese tipo de puentes se encontraban “en Suiza, en Alemania”.

El tercer equipo está conformado por geólogos, cuya función será establecer si hubo fallas estructurales de la obra o si hubo movimientos de la tierra que llevaran de la magnificencia del puente a la tragedia en cuestión de segundos. Las conclusiones de los geólogos serán fundamentales para este proceso, pues hasta ahora la Fiscalía no descarta abrir investigaciones por homicidio culposo. De ser así, personas vinculadas a la obra podrían terminar en la cárcel. Las empresas encargadas de la construcción del puente mantienen su silencio respecto a lo que pasó, pero al recordar que la tragedia habría podido ser mayor porque más de 100 trabajadores estaban en el área, el país no deja de hacer preguntas.

(Lea también: Procuraduría abre indagación preliminar por colapso del puente de Chirajara)

Este tema, de total trascendencia, ameritó que ayer el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, saliera a dar declaraciones en público. El fiscal confirmó que las investigaciones las coordina por ahora la seccional Meta, que ya se libraron todas las órdenes de policía judicial y que aún es temprano para llamar a este hecho “accidente”. “Estamos avanzando desde el punto de vista técnico, con el rigor que requiere una circunstancia de esta naturaleza”, indicó el alto funcionario, quien agregó algo clave: que entre las hipótesis ya descartadas se encuentra la de un movimiento sísmico que hubiera podido afectar la estructura del puente al punto de ocasionar su desplome.

En total, 15 funcionarios de la Fiscalía, entre ellos seis ingenieros, están en la labor titánica de trabajar sin parar hasta conseguir toda la información necesaria para ayudar a esclarecer qué fue lo que ocurrió en el puente de Chirajara, el cual sería entregado en marzo como una de las obras más espectaculares de las 4G.

“Sería prematuro avanzar en una calificación de lo acontecido y tenemos que actuar con mucha prudencia, sobre todo los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, por las implicaciones que pueda tener un pronunciamiento de esta naturaleza. Yo me reservo hasta conocer los resultados de los informes periciales correspondientes, para lo cual nuestra gente está en el área desde el primer minuto”, concluyó el fiscal general.