"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 7 horas

El proceso de un miembro de la comunidad LGBTI que llegó ante la CIDH

Ángel Alberto Duque, quien demandó a Colombia por negarse a reconocerle la pensión de sobreviviente que le dejara su compañero permanente durante 10 años, se refirió a su caso y a la situación de la comunidad LGBTI en Colombia.

/Cortesía

Ángel Alberto Duque conoció a Jhon Óscar Jiménez Gutiérrez en 1991. Vivieron juntos durante 10 años y tres meses. Hasta que Jiménez murió el 15 de septiembre de 2001. Al poco tiempo, Duque se acercó a Colfondos para que esta le reconociera su derecho a la pensión de sobreviviente de su compañero permanente. Se la negaron.

Y desde ese entonces Duque lucha por sus derechos. Su pelea acaba de llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde, asegura, espera no solo que se le reconozca su derecho a la pensión, "y mis 13 años con él" sino, además, "que dejen un precedente ante la Nación, ante Colombia, para que el Gobierno tramite urgentemente una ley ante el Congreso para la protección de las parejas del mismo sexo y que se nos reconozca, con suficiencia, nuestro derecho, y que se nos permita casarnos por la ley que tenemos nosotros en nuestro país".

Agrega que desde el gobierno le han propuesto reconocerle una pensión que incluya los últimos 3 años. "Yo quiero es que me reconozcan los 13 años. Es que la pelea es desde hace 13 años. Cuando mi abogado (Germán Humberto Rincón Perfetti) me habló de la propuesta, yo le dijo no, luchemos hasta el final". Y señala vehemente que es triste el hecho de tener "que llegar a esa instancia. Sabiendo que Colfondos habría podido reconocerme ese derecho sin problema".

Y reconoce que la Corte Constitucional ha avanzado en una jurisprudencia favorable para la comunidad LGBTI pero "todavía hay muchos vacíos. Falta que todavía saquen una ley donde se reconozca nuestra situación". En lo que a su vida diaria se refiere, este quindiano confiesa que sobrevive con una pensión, producto de sus años de trabajo, pero que, no obstante, no le alcanza, sobre todo teniendo en cuenta que padece de VIH. "Tengo seguridad social. A mí me han atendido bien. Eso me toca hacer unos milagros y cuidar cada peso que me llegue".

Y a Óscar lo recuerda con cariño. Confiesa que ha salido con otras personas pero que no ha habido nadie como él. "Yo estoy solo", dice y señala que no ha podido vivir con otras parejas, precisamente, por el recuerdo de Óscar. "No me siento con ese deseo de hacerlo". Y agrega: "Fue una relación muy buena, muy linda, muy sana".

- Duque fue discriminado

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su informe sobre este caso, dio algunos detalles de las razones que la llevaron a enviar este caso a la Corte Interamericana. Sostuvo que Duque fue discriminado por motivos de orientación sexual en virtud de la legislación que le impidió acceder a la pensión de su compañero permanente fallecido y que los procesos judiciales "perpetuaron con sus decisiones los prejuicios y estigmatización de parejas del mismo sexo, al reafirmar una percepción estereotipada del concepto de familia vinculada exclusivamente con la conservación de la especie y la procreación de los hijos". Algo incompatible con la Convención Americana.

- La respuesta de Colombia

En un comunicado dado a conocer, la Agencia de Defensa Jurídica de la Nación indicó que el Estado colombiano no ha sido condenado por el caso del señor Ángel Alberto Duque. "Este proceso debe cumplir dos etapas: la primera, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde se define la admisibilidad de la denuncia y si el caso se somete a la Corte Interamericana. De pasar a la Corte, el proceso empieza la segunda etapa donde el Tribunal, que cuenta con atribuciones jurisdiccionales, asume el caso para estudiarlo y dictar sentencia. Solo hasta entonces se tendrá un pronunciamiento definitivo sobre la responsabilidad del Estado por la presunta violación de los derechos y garantías, consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos".

E indicó que "El Estado colombiano ha demostrado avances importantes en materia de protección de derechos humanos y de protección de los derechos de la comunidad LGBTI, trabajo que continuará y que oportunamente expondrá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos". La Corte Interamericana tiene la última palabra en este caso trascendental, no solo porque es la primera vez que Colombia se enfrenta a un caso similar, sino porque, como lo dijo la misma Comisión, es una oportunidad de oro para sentar jurisprudencia respecto a las violaciones de derechos humanos en contra de la comunidad LGBTI alrededor del mundo.

Temas relacionados