El químico que reemplazaría al glifosato en las aspersiones aéreas

La Policía habría estado realizando pruebas piloto con glufosinato de amonio, con el cual podría reanudarse la fumigación aérea de cultivos ilícitos, de escucharse la petición del fiscal Néstor Humberto Martínez al Ministerio de Justicia.

Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), los cultivos de coca incrementaron en un 39 % en 2015. /Foto: Archivo.

Después de que El Espectador diera a conocer que el nuevo fiscal, Néstor Humberto Martínez, le envió una carta al ministro de Justicia, Jorge Eduardo Londoño, en la que le pedía considerar implementar de nuevo las fumigaciones aéreas de cultivos ilícitos, se conoció que la Policía habría estado haciendo una serie de pruebas con un químico distinto al glifosato para reiniciar la tarea. (Lea: Fiscal general pide reactivar la asperción aérea de cultivos ilícitos)

Se trata del glufosinato de amonio, un herbicida cuyo uso se remonta a 1984 y que actualmente es comercializado por el gigante farmacéutico Bayer. Si bien la Policía no confirma estas pruebas, este medio pudo establecer que efectivamente sí se han estado llevando a cabo en departamentos como Huila y Nariño.

Antes de la selección del glufosinato de amonio, dijo el periódico El Tiempo, se habrían preseleccionado 25 posibles sustancias, que finalmente se redujeron a cinco, entre las cuales se encontraba la elegida, es decir, el glufosinato. El estudio producto de estos ensayos habría sido entregado al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien lo presentaría al Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE).

El cambio de químico es necesario si se quiere volver a llevar a cabo la fumigación aérea de cultivos de coca, pues la resolución mediante la cual la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) suspendió las licencias de fumigación con glifosato, dijo que el levantamiento de la prohibición solo sería posible si existía una evidencia científica que concluyera que el glifosato no era cancerígeno.

No obstante, la medida de la Anla advertía que podía modificarse si el Consejo Nacional de Estupefacientes lo solicitaba. Por eso la Policía ha estado realizando nuevas pruebas con el glufosinato de amonio, que si bien en la Unión Europea está clasificado como presunto tóxico para la reproducción humana, no está clasificado como causante de enfermedades endocrinas ni cancerígenas.

Cuando la Unión Europea reconsideró la autorización del glufosinato en 2005, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa), concluyó que los residuos tóxicos en papas fumigadas con glufosinato representaban un “riesgo grave para los niños de corta edad”, así como para los agricultores que lo utilizaban en maíz transgénico. Asimismo, esa entidad identificó un “alto riesgo” para insectos y plantas silvestres, incluso fuera del los terrenos fumigados.

Según la empresa productora de este químico, Bayer, el glufosinato de amonio es seguro y su efectividad ha sido comprobada en múltiples ocasiones. El glufosinato de amonio, o GA, como es comúnmente conocido, es utilizado por agricultores para proteger más de 100 cultivos en cerca de 80 países. Por su efectividad contra una gran variedad de plantas y malezas, es considerado un herbicida de amplio espectro.

De acuerdo con Bayer, “los niveles de glufosinato en los productos que llega a los consumidores, que una persona tendría que consumir más de 250 manzanas en un solo día para superar el umbral de seguridad toxicológica”. En Colombia aún está pendiente el uso de este químico para la fumigación aérea de matas de coca con fines ilícitos.

El país está a la espera de la respuesta del Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) sobre la propuesta del fiscal Martínez, en donde se reunirán las autoridades involucradas en el tema para decidir qué hacer en la lucha contra el narcotráfico, específicamente en lo que tiene que ver con el incremento que desde hace dos años vienen presentando los cultivos ilícitos en el país.