Caso Uribe: el relato de la mujer que recibió dinero del abogado Diego Cadena

Noticias destacadas de Judicial

El Espectador conoció la versión que le dio a las autoridades María Elena Vélez, hermana del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias “Víctor”. Su testimonio sería clave en un caso tan sensible.

“Lo único que yo sé, y soy sincera, es que una vez me llamó mi hermano Carlos y me dijo que me iba a llamar el abogado Diego Cadena”. Así comienza el escueto relato que le entregó a las autoridades en diciembre pasado María Elena Vélez Ramírez, hermana del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias Víctor. Su testimonio resulta clave en el proceso que adelanta la justicia para establecer si hubo sobornos por parte del abogado Diego Cadena para torcer testigos en el expediente que se le adelanta al expresidente Álvaro Uribe Vélez en la Corte Suprema de Justicia por los delitos de fraude procesal y soborno. Se trata del último capítulo de un accidentado proceso judicial con capítulo propio en la Fiscalía. De hecho, la audiencia de imputación de cargos contra Diego Cadena está fijada para este lunes, 27 de julio.

)Le podría interesar: Caso Uribe: los episodios que deberá explicar Diego Cadena en la Corte Suprema)

La génesis de este enredo penal se remonta a 2014, cuando el congresista Iván Cepeda promovió un debate político sobre el paramilitarismo en el que salpicó a Uribe Vélez. De inmediato el expresidente lo denunció por injuria y calumnia, y aseguró que Cepeda se la pasaba en distintas cárceles ofreciéndoles supuestas prebendas a reclusos para que lo enlodaran con grupos de autodefensa. El caso aterrizó en la Corte Suprema, que durante cuatro años recogió múltiples declaraciones y ordenó interceptaciones que después fueron objeto de controversia. Al final, en febrero de 2018, ese alto tribunal archivó el expediente en favor de Cepeda y luego llamó a indagatoria a Uribe Vélez por presunta manipulación de testigos. Las pruebas obtenidas pusieron bajo sospecha las actuaciones del abogado Diego Cadena en ese expediente.

En especial por las visitas que hizo a la cárcel para entrevistarse con dos confesos exparamilitares con el objetivo de que declararan a favor del senador Uribe Vélez. El primero de esos sujetos se llama Juan Guillermo Monsalve, quien desde 2011 ha venido denunciando que el expresidente y su hermano Santiago fueron fundadores del Bloque Metro. El abogado Diego Cadena, en representación de Uribe Vélez, se entrevistó con Monsalve en 2018 y los ecos de ese encuentro, que fue grabado por Monsalve con autorización de la Corte Suprema, derivaron en un escándalo de marca mayor, pues, al parecer, le ofreció al exparamilitar algunos beneficios si se retractaba de sus acusaciones. Algo similar ocurrió con Carlos Enrique Vélez, alias Víctor, quien denunció que Cadena le entregó dinero a cambio de favorecer al exmandatario. Es más, entregó recibos que acreditaban esas consignaciones, que sumaban unos $7 millones.

El propio Diego Cadena ha reconocido que sí le dio dinero a Víctor, pero no para comprarlo sino como ayuda humanitaria. Y ahí radica la esencia de este proceso judicial. Por eso la versión de María Elena Vélez, hermana mayor de alias Víctor, resulta trascendental (el exparamilitar la considera una especie de mamá, porque ayudó a criarlo). En su declaración, María Elena Vélez contó que ella fue la que recibió los dineros enviados por Cadena y su socio, el abogado Juan José Salazar; que ella jamás los buscó a ellos y que eran ellos los que siempre llamaban para hacer las consignaciones. “El señor Cadena me llamó y me dijo: ‘Vea, doña Mari, yo estoy visitando a su hijo en la cárcel de Palmira. Como yo no permanezco aquí, sino que viajo mucho, voy a dejar encargado a Juan José”.

(En contexto: El expediente contra Uribe)

De acuerdo con su relato, su hermano le dijo que recibiera esa plata. Fue entonces cuando empezaron las llamadas del abogado Salazar. “Don Juan José estuvo llamándome, que ahí me iba a mandar una plata, a Carlos, que por medio de quién se la mandaba y yo le dije: ‘Pues mándela por Cali’. Entonces dije yo: ‘Ve, ¿plata por qué?’. ‘No, que el doctor Diego [Cadena] me dijo que le pusiera $2 millones, que porque él quería ayudarlo’ (…) Entonces le dije yo al doctor: ‘Ay, doctor, ojalá, Dios quiera. Ayúdeme a ver a mi muchacho, que tanto tiempo encarcelado y mire que yo ya tan vieja. Yo le agradezco en el alma’, y me dijo: ‘Sí, vamos a hacer unas vueltas judiciales para Carlos, ayudarlo en lo judicial. Pero le vamos a colaborar también para que le compre algunas cositas que él necesita’”, contó María Elena Vélez.

Y añadió: “Entonces ya empezó Juan José: ‘que vea que ahí le mandan $2 millones, $1 millón, $500 [mil], otra vez otro millón, un millón quinientos [mil]. Vaya reclame’. Yo venía y reclamaba. Y con eso yo le compraba a Carlos [Enrique Vélez] las cositas de aseo, le ponía plata; lo que él necesitara. Y también me daba a mí pa’ que comprara por ahí comida”. La hermana de Víctor insistió en que se gastó ese dinero en cosas de la casa y en la manutención del exparamilitar en la cárcel, al tiempo que aclaró que no tenía nietos chiquitos ni enfermos. Y, además, dejó constancia de sus reparos a esas consignaciones. “Yo sí le pregunté [a Carlos Enrique Vélez]: ‘Ve, de esto tan bueno no dan tanto. ¿Cómo así que el abogado le va a pagar a usted en vez de usted pagarle al abogado?’. Entonces dijo [Carlos Enrique Vélez]: ‘No, son cosas, cosas’. No fue más; no me dijo más”.

La Fiscalía está convencida de que las gestiones del abogado Cadena y su socio Salazar no fueron legales y que en este episodio hubo dineros de por medio para asegurar un testimonio favorable al expresidente Uribe. Un soborno que se habría materializado en pagos consecutivos ya documentados, que los abogados investigados tratan de equiparar con una ayuda humanitaria. Por esta razón la Fiscalía les imputará cargos este lunes, si es que no se vuelve a aplazar la diligencia. Con otra particularidad: el propio expresidente Uribe desautorizó públicamente los pagos reconocidos por Cadena a alias Víctor. No obstante, el desenlace de este proceso contra Cadena y Salazar podría tener consecuencias en su expediente en la Corte Suprema de Justicia, donde Uribe Vélez fue escuchado en indagatoria desde octubre de 2019 por el magistrado César Reyes.

El Espectador consultó a Iván Cancino, abogado de Diego Cadena. Según dijo, “independientemente de la discusión sobre si se dio dinero o no, hay que tener claro que Diego Cadena jamás pretendió que los testigos de un caso tan importante dijeran mentiras o cambiaran su versión para mentir”. Así mismo, añadió que la Fiscalía en muchas ocasiones les paga a los testigos a través de teléfonos celulares, tiquetes aéreos y hasta la residencia para asegurar su comparecencia al proceso y que rindan testimonio ante los organismos judiciales, “de tal manera que la defensa también puede hacer lo mismo. Lo que no se puede hacer es comprar una versión, que en este caso no ocurrió”. Este lunes la Fiscalía y la defensa presentarán sus argumentos en uno de los expedientes más sensibles de los últimos años. La Fiscalía pedirá medida de aseguramiento contra Cadena.

Actualización: el lunes 27 de julio, luego de dos intentos fallidos, la Fiscalía le imputó a Diego Cadena los delitos de soborno en actuación procesal y fraude procesal. Él se declaró inocente. Un juez de la república deberá decidir en los próximos días si le impone o no algún tipo de detención preventiva; el senador Iván Cepeda sostiene que con Cadena hay gran riesgo de fuga.

Comparte en redes: