La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 3 horas

El salvamento de voto del Fuero Penal Militar

El magistrado Jorge Ignacio Pretelt aseguró que la Corte Constitucional creó un "vicio de procedimiento" con el fin de evadir el debate sobre el acto administrativo 02 de 2012.

En su salvamento de voto, el magistrado Jorge Ignacio Pretelt Chaljub presentó varios cuestionamientos al denominado “vicio de trámite” el cual fue la base de la Corte Constitucional para tumbar el acto legislativo 02 de 2012 que modificó el Fuero Penal Militar.

“Es inaudito que la Corte haya inventado un vicio de procedimiento”, precisó el magistrado, quien indicó que no se puede entender el hecho de que este debate tan complejo y trascendental fue evadido basándose en dicho “vicio” en el debate en el Congreso de la República.

Para Pretelt Chaljub está “absolutamente demostrado” que no se presentó una similitud en los debates adelantados en la comisión primera y la plenaria de la Cámara de Representantes “lo cual se señaló claramente en el Acta 15 del 26 de septiembre de 2012 de la Comisión Primera Constitucional Permanente, publicada en la gaceta 785 de 2012 del Congreso de la República”.

Igualmente aseguró que no es válido el argumento que no se presentó un debate profundo del proyecto recalcando que en las actas de las sesiones celebradas 16 y el 26 de septiembre se puede observar que el debate tuvo una duración del casi seis horas y se presentaron debates de seis horas en las intervenciones de los parlamentarios.

“La jurisprudencia nunca había reconocido como vicio de procedimiento la supuesta simultaneidad en la realización de dos debates distintos en el Congreso de la República, lo que demuestra que simplemente se quiso evitar una discusión de fondo del acto legislativo”, precisó el magistrado en su salvamento.

Y es que para el togado no se puede presumir de una “mala fe del Congreso” ya que en las actas oficiales son claras en indicar que en ningún momento se presentó una simultaneidad. “Se está desconociendo lo señalado por el Congreso de la República a través de indicios infundados e incluso pasándose por alto la prueba documental de los videos de las sesiones”.

Finalmente el Magistrado concluyó que aun “en el evento equivocado de que se considerara que existió simultaneidad, el proyecto pudo haberse devuelto al Congreso de la República para que se surtiera el trámite de la Segunda Vuelta, pues el supuesto vicio no se presentaría en la primera vuelta, sino en el primer debate de la segunda y por ello la voluntad del legislador ya se había expresado, por lo cual el supuesto vicio sería subsanable”.