¿El ventilador de 'Jorge 40'?

El excomandante del Bloque Norte de las AUC le solicitó a la Fiscalía General que lo escuche en versión libre. Entregaría información sobre el apoyo de los paramilitares a dirigentes políticos, militares, entre otros.

El excomandante paramilitar, Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ le solicitó a la Fiscalía General que lo escuche en versión libre. En dicha diligencia entregaría información sobre el apoyo que le entregaron los paramilitares a dirigentes políticos, miembros de la Policía y el Ejército en diferentes regiones del país.

Según el informe de NoticiasRCN, el extraditado comandante paramilitar entregaría nombres de candidatos al Congreso de la República y Gobernaciones que habrían pactado un apoyo político y electoral, principalmente en la costa Caribe.

Igualmente daría detalles sobre la forma en la cual dicho grupo armado ilegal habría recibido fondos públicos que permitieron su financiación y expansión por varios departamentos, así como la forma en como permearon empresas públicas y organismos estatales.

Sin embargo, al considerar que ha incumplido los compromisos adquiridos como la reparación a sus víctimas y la construcción de la verdad histórica, la Fiscalía General solicitará el próximo 13 de mayo ante un magistrado del Tribunal Superior de Barranquilla que sea excluido de los beneficios de la ley de Justicia y Paz.

Pero esta solicitud podría aplazar esta solicitud, pues la Fiscalía General entraría a revisar y valorar la información que entregaría el exjefe de las AUC, quien en diferentes oportunidades se ha negado a declarar en procesos por parapolítica en la Corte Suprema y en el juicio que se adelanta contra el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez por el crimen de Jaime Garzón.

‘Jorge 40’, quien se encuentra privado de su libertad en una cárcel de Texas (Estados Unidos) enfrenta actualmente un proceso por el delito de narcotráfico y en los próximos días se conocerá la condena en su contra. El pasado 7 de abril la Fiscalía de Estados Unidos solicitó que se emita una condena de 30 años de prisión y el pago de una multa de un millón de dólares.