ELN asegura que el Gobierno "congeló" los acercamientos para un proceso de paz

El grupo guerrillero señaló que las demoras en los acercamientos han sido interpuestas por el Gobierno.

Por medio de una de su cuenta @MiguelAtal_ELN en la red social Twitter el Ejército de Liberación Nacional (ELN) señaló que actualmente el Gobierno tiene congelados los acercamientos con dicho grupo guerrillero para adelantar un acercamiento para un proceso de paz.

En una serie de trinos el grupo guerrillero aseguran que pese a su voluntad ha sido el mismo Gobierno el que ha tomado la decisión de manera injustificada de suspender dichos acercamientos. “En el momento hay un congelamiento impuesto por el gobierno a la instalación de la mesa pública con el ELN”.

“La demora del proceso con el ELN, el desfase de tiempo entre los dos procesos ha sido un manejo del gobierno. No nuestro”, precisa una de los mensajes publicado. Aseguran que el Gobierno dejó de concurrir a las citas para realizar un contacto previo a una fase exploratoria.

“El propósito del gobierno es dividir a la insurgencias, y a la vez aislar y presionar al ELN, con lo que se ve pactando en La Habana”. Esto haciendo referencia a los acuerdos firmados en las negociaciones con las Farc tras cuatro años de proceso.

Agregan que "la demora del proceso con el ELN, el desfase de tiempo entre los dos procesos, ha sido un manejo del gobierno. No nuestro". Ante esto aseguran que el pasado 30 de marzo dieron a conocer un acuerdo para iniciar un proceso formal y público de "diálogo en búsqueda del fin de conflicto".

"Suscritos compromisos y habiendo pactadas reglas del juego; el gobierno coloca condicionamientos, que no están dentro de lo pactado", señala uno de los trinos.  Debido a esto consideran que se ha puesto en marcha una estrategia es evitar una "negociación conjunta" entre las Farc y el ELN.

"La táctica de 'firmar y congelar' la ha aplicdo el gobierno a las dos mesas de negociaciones, a la de La Habana y la nuestra". Pese a aplaudir el acuerdo dirigido al cese bilateral y el desarme de las Farc firmado el pasado 23 de junio señalan que existe el riesgo que el mismo Gobierno congele sus alcances.

Debido a esto manifiestan que "queda planteada una gran dificutltad para la implementación del acuerdo del 23 de junio, pues continúa confrontación con las otras guerrillas (...) La distancia existente entre los acuerdos firmados y lo que sucede a diario en la realidad colombiana, indica la complejidad de la situación".