Emilio Tapia continuará en la cárcel

El contratista es investigado por su presunta participación en el delito de lavado de activos.

Al resolver el recurso de apelación, el juez 27 de conocimiento dejo en firme la medida de aseguramiento en centro carcelario contra Emilio Tapia Aldana en el marco del proceso que se le adelanta por su presunta participación en el delito de lavado de activos.

El funcionario judicial no aceptó los argumentos esgrimidos por la defensa del procesado que consideraba que su cliente había firmado un preacuerdo con la Fiscalía General en el cual se comprometía a colaborar con la justicia por el denominado ‘carrusel de la contratación’ por lo que gozaba de una inmunidad.

En este punto se determinó que pese a que se corroboró la firma de dicho documento, el contratista habría continuado efectuando actividades ilegales, más exactamente con la creación de empresas y el manejo de dinero que se le quería dar apariencia de ilegalidad.

“Se habría intentado engañar a la Fiscalía al hacer pasar por lícitos dineros de operaciones comerciales (…)No se puede confundir la impunidad con la impunidad”, precisó el juez al considerar que en la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento se allegaron elementos suficientes para inferir que Tapia representa un peligro para la sociedad y que en libertad podría obstruir la administración de justicia.

En este sentido señaló que en uno de los documentos presentados se indicaba que en uno de los registros se señalaba la posibilidad de sobornar a jueces y fiscales, lo que evidentemente representa un peligro para la administración de la justicia. Igualmente llamó la atención sobre la activa de participación de Tapia en el ´carrusel’ considerado hasta el momento el mayor escándalo de corrupción en la historia del país. “Esto afectó a los bogotanos quienes esperan que se haga justicia”.

En su determinación, el juez revocó la ilegalidad de los tres allanamientos adelantados por la Fiscalía General al momento de la captura de Tapia Aldana, los cuales no habían sido avalados por el juez de garantías al considerar que se presentaron irregularidades.

El denominado ‘testigo estrella’ del carrusel se encuentra privado de su libertad en el pabellón de servidores públicos de la cárcel La Picota de Bogotá desde el pasado 26 de febrero.