Emiten orden de captura contra los hermanos Mora Urrea, presuntos testaferros de las Farc

Un juez de segunda instancia revocó la decisión de dejar en libertad a Uriel, Norberto y Alirio Mora Urrea, quienes son investigados por lavados de activos y enriquecimiento ilícito.

Luis Alirio Mora Urrea es uno de los investigados por la Fiscalía. Gustavo Torrijos - El Espectador

El juzgado 28 de conocimiento de Bogotá revocó la libertad de los hermanos Uriel y Alirio Mora Urrea, investigados por supuestamente ser testaferros de la extinta Farc. El juez del caso emitió este jueves órdenes de captura contra estas dos personas y también contra Norberto Mora Urrea, quien también está siendo investigado por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

(Le puede interesar: ¿Falsos testigos en caso de testaferros de las Farc?)

En abril de este año, los propietarios de los supermercados Supercundi y Mekandrea quedaron en libertad pues el juez encongró que la Fiscalía no argumentó de manera adecuada la razón por la cual los Mora Urrea podían fugarse, cuando la investigación en su contra había empezado varios años atrás. La decisión fue apelada por la Fiscalía y el juez de segunda instancia revocó la medida y determinó que, mientras el proceso penal avanza, Uriel, Alirio y Norberto permanecerán detenidos.

En julio de este año, ante el Centro de Servicios Judiciales de Paloquemao, la Fiscalía radicó el escrito de acusación y fueron llamados a juicio. De acuerdo con las investigaciones, la presunta relación entre esta familia y el exgrupo guerrillero había empezado con la supuesta amistad de María Ana Bertilda Urrea de Mora, mamá de los sindicados, con Víctor Julio Suárez alias Mono Jojoy. Otra de las pruebas son varias reuniones que tendrían con los frentes 51, 53 y 55. (Lea tammbién: Hermanos Mora Urrea, supuestos testaferros de las Farc, quedaron en libertad)

La Fiscalía explicó que la investigación comenzó con un informe del DAS del 27 de marzo de 2007, en el que los Mora aparecían en un listado de presuntos testaferros del frente 53 de las Farc, comandado por Henry Castellanos, alias Romaña. El ente investigador cuenta, entre otras pruebas, con las declaraciones de Luis Alberto Grajales, Tifer Quiroga Vargas y Wilson Rivas Bonilla, quienes, como integrantes de las Farc, constataron los supuestos nexos con los hermanos Mora Urrea con la exguerrilla.

Uno de ellos, Luis Alirio Mora Urrea, "habría estado encargado de entregar a la guerrilla la información necesaria para identificar personas que pudieran ser víctimas de secuestro extorsivo en el centro del país", aseguró la Fiscalía en el curso de las audiencias por este proceso. Sin embargo, para el abogado de los hermano, Alejandro Carranza, el ente investigador presentó falsos testigos. Según el jurista, ya hay en la Fiscalía una denuncia por falso testimonio en contra de tres de los exguerrilleros que declaron en este caso.

Algunas de las irregularidades que denunciaron fueron: fechas incorrectas, datos falsos y, sobre todo, que solo hasta ahora hubieran contado lo que supuestamente sabían de los hermanos Mora Urrea, cuando desde hace varios años ya estaban bajo la custodia de las autoridades hablando de sus andanzas en grupos ilegales. Uno de los ejemplos claros es el del testigo Wilson Rivas, alias “Muelas”. 

“El testigo dice que conoció a los padres de los hermanos Mora Urrea en el Sumapaz por la tienda que tenía. Pero el papá de ellos, Pedro Diego Mora Delgado, murió en 1987, cuando Wilson Rivas tenía 3 años y había nacido en San José del Guaviare. ¿Cómo hizo para conocerlo?”, indicó la defensa en la denuncia.

El abogado, además, aseguró que pedirán protección de organizaciones de derechos humanos por la victimización que, en su criterio, están siendo objeto los hermanos Mora Urrea. “Iniciaremos todas las acciones que tenemos en nuestras manos para hacer valer los derechos”, comentó. (Le podría interesar: A juicio los hermanos Mora Urrea, presuntos testaferros de las Farc)