Orden de captura contra tres jefes del Eln por crimen de líder indígena en Chocó

El crimen del gobernador indígena, Aulio Isarama Ballesteros, ocurrió el pasado 24 de octubre. Y los comandantes de dos frentes del ELN, según la Fiscalía, serían los responsables.

Los comandantes de dos frentes del ELN serían los responsables del asesinato de líder indígena Aulio Isarama Ballesteros. Archivo particular.

La retención y posterior asesinato del líder indígena Aulio Isarama Ballesteros correspondió a una decisión jerárquica y planeada por el Eln. Así lo determinó, este jueves, la Fiscalía General al emitir órdenes de captura en contra de tres presuntos jefes del Frente de Guerra Occidental y el Frente Guerrillero Resistencia Cimarrón, pues serían los responsables del crimen perpetrado el pasado 24 de octubre en el municipio de Alto Baudó (Chocó).

(Le podría interesar: Eln asesinó con tiros por la espalda a gobernador indígena en Chocó: Medicina Legal)

Se trata de Ogli Ángel Padilla Romero, alias Fabián, Rosemberg o Sandino; Emilcen Oviedo Sierra, alias Martha, La Abuela o María, y Levis Dairon Polo Regino, alias Ricardo o Cholo. Según la Fiscalía, Padilla Romero y Oviedo Sierra son comandantes del Frente de Guerra Occidental, mientras que Polo Regino sería el comandante del Frente Guerrillero Resistencia Cimarrón. Las órdenes de captura fueron emitidas por los delitos de rebelión, secuestro extorsivo y homicidio agravado.

“Hemos registrado que el ELN, en el Tapón del Darién y en el Bajo Atrato chocoano, se está convirtiendo en una verdadera amenaza para el sosiego y la convivencia social y, en ese sentido, hemos priorizado las investigaciones contra el ELN en el Chocó”, explicó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien, a su vez, manifestó que la Fiscalía solicitó audiencia de imputación de cargos contra tres comandantes del Frente de Guerra Occidental por secuestro extorsivo y 87 casos de reclutamiento ilícito.

(Lea: No cesan crímenes de líderes sociales: asesinan a gobernador indígena en Chocó)

Igualmente, el ente investigativo solicitó audiencia de declaratoria de persona ausente contra ocho posibles autores vinculados al Frente Ernesto Che Guevara del ELN, por el secuestro extorsivo de seis personas en el municipio San José del Palmar registrados este año. “Queremos hacer notar desde la Fiscalía que hay un compromiso por la paz o, de lo contrario, la Fiscalía no va a permitir la impunidad de estos oprobiosos actos que son verdaderos delitos de lesa humanidad”, agregó el fiscal general.

Según explica el ELN, quien emitió un comunicado el pasado 27 de octubre reconociendo su responsabilidad, Isarama fue retenido por sospecha de ser un informante de las autoridades y por informes que advertían que tenía vínculos con la inteligencia del Ejército. Tras su detención, fue conducido a una zona desconocida donde sería interrogado. Sin embargo, durante el trayecto, el gobernador “se niega a caminar y se abalanza sobre uno de nuestros guerrilleros, con el trágico desenlace conocido”.

(Le podría interesar: Eln asume responsabilidad en crimen de gobernador indígena en Chocó)

La guerrilla sostuvo en ese momento que no había orden ni autorización para atentar contra Isarama y detalló, además, que su retención solo tenía fines “investigativos”. Por ello, lamentó el hecho y pidió perdón por el homicidio no solo a los familiares del gobernador indígena, sino a las comunidades del departamento del Chocó.