Empresarios defienden la ley Zidres ante la Corte Constitucional

En la audiencia pública que se adelanta este jueves sobre esa ley, los representantes del gremio agropecuario defendieron lo que consideraron como la oportunidad de oro para el desarrollo del campo colombiano.

Los empresarios intervinieron ante la Corte Constitucional en defensa de las Zidres. / Foto: Archivo.

El secretario general de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Luis Fernando Forero y Alberto Echeverría, el vicepresidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), defendieron ante la Corte Constitucional la ley 1776 de 2016, o ley para la conformación de las Zonas de Interés de Desarrollo Rural (Zidres). 

Los empresarios, que han sido escuderos fieles del gobierno desde que las Zidres eran apenas un proyecto de ley, defendieron la constitucionalidad de la ley. “En Colombia cabemos todos, no nos dejemos meter en el falso dilema ni en la confrontación absurda entre pequeños, medianos y grandes. Esa discusión debe cerrarse y cabemos todos, y debemos desarrollar modelos de desarrollo incluyentes”, señaló el representante de la SAC, Luis Fernando Forero.

Para los empresarios, la ley de Zidres lleva el desarrollo a los lugares donde el Estado no ha hecho presencia. Defendieron las Zidres pues éstas serían la forma de apuntar hacia una forma de agricultura formalizada y “vibrante”, con altos índices de producción. “Las Zidres son simplemente una institución jurídica para responder al problema estructural del acceso a la tierra y promover la asociatividad”.

“Al mirarse el decreto reglamentario, elimina las asimetrías que se genera entre el grande y el pequeño para que el primer adquiera los productos del segundo. Con esto lo que quiero señalar es que cumple con los principios de progresividad”, dijo Forero. Negó, además, que la ley de Zidres pueda “tumbarse” bajo el argumento de cosa juzgada, pues dijo, lo único que hizo la Corte en 2012 al declarar inexequibles varios artículos del Plan Nacional de Desarrollo, fue llamar la atención sobre la manera de legislar sobre el agro.

“Yo no sé porqué nos sorprendemos con el tema de los baldíos, cuando ya existen las zonas de desarrollo empresarial, que básicamente permite entregar baldíos a empresarios. Lo que las Zidres hace es incorporar unas condiciones adicionales que aseguren que en ciertas circunstancias estas circunstancias”, señaló Forero, quien añadió que la ley “no desconoce a los campesinos, sino que pretende promover la inversión en el sector agrícola en Colombia”, pues hoy solo el 1% de la inversión extranjera se invierte en el campo colombiano.

Por su parte, el vicepresidente de la Andi, Alberto Echeverría, señaló que “desde el principio acompañamos el trámite de la ley y vimos que se ajusta a los cánones legales en la Constitución”. señaló la importancia de tener territorios donde haya actividades económicas, población y Estado como parte esencial de la soberanía. Además, señaló, que es fundamental desarrollar las zonas apartadas para contribuir a la seguridad alimentaria del país.

Frente al argumento de que las Zidres serían un "reencauche" de propuestas ya declaradas inexequibles, Echeverría dijo que "son muy diferentes, pues las Zidres se establecerán en casos específicos, contrario al planteamiento anterior, y deja intactas las zonas de reserva campesinas, de desarrollo empresarial y las zonas francas. Además, incluye la presencia permanente del Estado que trabajará por los derechos en armonía con la empresa privada".

Temas relacionados