En el caso de mi padre nunca hubo investigación: hijo de Álvaro Gómez Hurtado

En diálogo con Blu Radio, Mauricio Gómez, hijo del asesinado dirigente conservador, aseguró que la decisión de declarar el crimen de su padre como de lesa humanidad es la oportunidad para que algún día se conozca la verdad.

Álvaro Gómez Hurtado fue asesinado en la noche del 2 de noviembre de 1995.El Espectador

Mauricio Gómez, hijo de Álvaro Gómez Hurtado, se refirió este martes a  la decisión de la Fiscalía de declarar el asesinato de su padre como crimen de lesa humanidad, lo que significa que  las investigaciones no se cerrarán y los responsables no reciban ningún beneficio judicial. (En contexto: Fiscalía declara crimen de Álvaro Gómez Hurtado como de lesa humanidad)

En diálogo con Blu Radio, aseguró que se trata de “una ventana de esperanza para que algún día se llegue a la verdad” de lo que ocurrió en el caso pues es un tema que habían pedido durante varios años y “lo único que pasó es que embolataron todo el tema”. 

Álvaro Gómez Hurtado fue asesinado el 2 de noviembre de 1995 por dos sicarios motorizados que le dispararon varias veces cuando salía de las instalaciones de la Universidad Sergio Arboleda, donde dictaba una cátedra.

De acuerdo con Mauricio Gómez, su padre murió en medio de una ola de asesinatos que “al final terminaban diciendo que era un ajuste de cuentas. Todo eso después de conocerse el recordado Proceso 8000 de Samper (...) Cuando lo asesinaron no entendía por qué, hoy sé que es porque era una piedra en el zapato”.

Para él, el trabajo de la Fiscalía ha sido precario pues tras 22 años “no hay ni siquiera un sospechoso del asesinato lo que demuestra que nunca hubo investigación”.

En este proceso desde el  27 de octubre de 2015 el entonces fiscal General, Eduardo Montealegre Lynnet amplió por un periodo de cinco años el término de la prescripción en la investigación que se adelantaba por magnicidio del dirigente político conservador.

Enrique Gómez Martínez, abogado de la familia, aseguró a El Espectador que "la notificación se hizo hoy por parte de una fiscal de Derechos Humanos. Se tomaron en cuenta los argumentos que siempre se presentaron que corresponden a que era un persona protegida, y que todo se trató de un ataque sistemático contra personas que denunciaban los vínculos de la mafia con la política. Esperamos con esto un avance en las investigaciones".