Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 14 horas
Corrupción en la DNE

En libertad el exdirector de la DNE, Carlos Albornoz

El procesado se encontraba privado de su libertad desde 2012 por las presuntas irregularidades en la entrega de bienes incautados a la mafia.

Archivo El Espectador

Por vencimiento de términos, un juez de control de garantías ordenó la libertad inmediata del exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), Carlos Salvador Albornoz Guerrero, procesado por las presuntas irregularidades que se rodearon en la entrega de bienes incautados a organizaciones relacionadas con la narcotráfico.

Albornoz, quien se encontraba privado de su libertad desde septiembre de 2013 en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), no podrá salir del país y deberá pagar una multa. Igualmente seguirá vinculado a los dos procesos penales que se le adelantan por los malos manejos en la DNE. (Ver: Pruebas contra Carlos Albornoz)

Albornoz enfrenta actualmente un juicio por las presuntas irregularidades que rodearon la compra y venta de la finca la Granja La 32 en junio del 2007. Ese predio, ubicado en un sector del municipio de Cota (Cundinamarca) , fue vendido al médico Tito Arcadio Perilla y su esposa por la suma de 1.200 millones de pesos, una cifra muy por debajo del avaluo.

Para el ente investigador, con esta acción se ocasionó un detrimento patrimonial al estado en suma cercana a los 2 mil millones de pesos ya que el predio en realidad estaba avaluado en una suma  aproximadamente en $3.500 millones de pesos. 

Por estos hechos fue acusado por los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, prevaricato por omisión y enriquecimiento ilícito  de particulares. (Ver: Fiscalía imputó cargos a Carlos Albornoz por escándalo en la DNE)

Igualmente, enfrenta un proceso penal por los delitos de acceso abusivo al sistema informático, concierto para delinquir, peculado por apropiación, concusión, cohecho, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y prevaricato por acción por las irregularidades que se presentaron en el manejo de los bienes administrados por la DNE entre los años 2007 y 2011.