En libertad exministro Diego Palacio

El exfuncionario del gobierno de Álvaro Uribe Vélez cumplía una condena de más de seis años por haber participado en los hechos que rodearon el sonado escándalo de la “yidispolítica”.

Exministro de Protección Social, Diego Palacio Betancourt.Archivo

El pasado 21 de febrero, la defensa del exministro de Protección Social, Diego Palacio, presentó una solicitud para que el funcionario pudiera recuperar su libertad. Esta mañana, el juez 29 de ejecución de penas de Bogotá se la concedió y en las próximas horas se tiene previsto que Palacio salga del Cantón Norte.

El exfuncionario estaba detenido desde 2015, cuando la Corte Suprema de Justicia ratificó una condena en su contra de seis años y ocho meses de cárcel por los delitos de cohecho, por sus vínculos con el sonado caso de la “yidispolítica”. Según la investigación que se llevó a cabo en esa época, varios testimonios señalaron Palacio ofreció de dádivas a congresistas para que votaran favorablemente en la Cámara de Representantes el proyecto que buscaba la creación inmediata de la figura de la reelección presidencial inmediata en Colombia.

Ante esto se señala que el entonces ministro se reunió con los representantes a la Cámara que tenían dudas para votar este proyecto con el fin de convencerlos. A cambio de esto ofreció dádivas tales como puestos en el sector de la salud, prueba de esto la declaración entregada por la excongresista Yidis Medina Padilla. Este caso es similar al del también exministro Sabas Pretelt de la Vega quien también debería recuperar su libertad en los próximos meses.

Desde su condena, Palacio hizo hasta lo imposible para seguir debatiendo la decisión sobre su condena y recuperar su libertad. Presentó tutelas, investigó él mismo los testigos en su contra, presentó solicitudes de cambio de centro de reclusión e insistió, siempre que pudo, que era completamente inocente. Sus peticiones, hasta el año pasado, todavía eran comunes.

En marzo de 2017, por ejemplo, el exministro pidió que se le concediera su libertad pues estaba dispuesto a acogerse a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP). Su postura causó toda clase de reacciones pues, aseguró, todo lo que tuvo que ver con la “yidispolítica” tenía una estrecha relación con el conflicto. Expertos en el tema señalaron que no era otra cosa sino una movida oportunista del exfuncionario.

Como colombiano tengo unos argumentos jurídicos para presentarme. En su momento voy a exponerlos ante los jueces y espero que ellos puedan analizarlos de manera objetiva e imparcial. La discusión política ya pasó. Eso era para La Habana, el Congreso y el plebiscito”, explicó Palacio en una entrevista a este diario. Sin embargo, su solicitud fue rechazada.

La única petición del exministro que hasta ahora ha sido escuchada es la que se conoce hoy. Así las cosas, Palacio saldrá de la cárcel, después de pagar cinco salarios mínimos, y recuperará así su libertad, pero condicionada.