En novelón se convirtió el principio de oportunidad de Gustavo Moreno

A pesar de que este martes el exfiscal asistió a los juzgados de Paloquemao y pidió perdón, la jueza 71 de garantías de Bogotá nuevamente rechazó el principio de oportunidad. Es la cuarta vez que le niegan esta petición por tres delitos.

Luis Gustavo Moreno, exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía. Mauricio Alvarado - El Espectador

En una novela se convirtió el principio de oportunidad que la Fiscalía acordó con el exfiscal de la Unidad Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, quien llegó escoltado y en traje de paño a los juzgados de Paloquemao para pedirle de manera personal a la jueza 71 de garantías de Bogotá que avalara dicho acuerdo. Pero no funcionó. En concreto, esta petición ha sido solicitada en cuatro oportunidades, sin ninguna decisión favorable. Y cuando todo estaba prácticamente listo para que por fin le dieran luz verde, la jueza tomó la decisión de oponerse al principio de oportunidad por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, concierto para delinquir y uso indebido de información privilegiada.

De poco sirvió el argumento de uno de los jueces –que negó el principio de oportunidad el 11 de abril– en el sentido de que para estipular ese principio debían imputarle cargos, audiencia que se realizó el pasado lunes 30 de abril. Este martes, la jueza se opuso el considerar que “brilla por su ausencia” la representación de las víctimas. En este caso, la Rama Judicial. (Lea también: Fiscalía imputó cargos al exfiscal Gustavo Moreno por el cartel de la toga)

“Debe estar presente la víctima y así lo exige la norma. Si bien es cierto que está la representante del Ministerio Público, que es garante de los derechos, no (hay nadie) de la administración de justicia que, en este caso, es la Rama Judicial”. Aunque tanto la defensa como la Fiscalía presentaron reposiciones para pedir que la decisión fuera modificada de inmediato, y hasta el Ministerio Público también apoyó la petición, la decisión quedó en firme.

Igualmente, de poco valió la sentida intervención que por cerca de cinco minutos dio el exfiscal Moreno, quien pidió perdón por todos sus actos –como abogado litigante– e informó las contribuciones que ha hecho a la justicia desde su captura el 27 de junio de 2017. “Tengo el convencimiento, como ser humano y como persona privada de la libertad, de mi arrepentimiento. Mas que con palabras elocuentes, lo he demostrado con hechos al comparecer a diferentes audiencias a las que se me ha requerido”, manifestó el exfiscal. (Le podría interesar: Vía libre para la extradición de Gustavo Moreno)

Pero también hubo espacio no solo para reconocer que se equivocó el camino, sino para aceptar de que perdió su rumbo y su identidad. “Quiero resarcir los daños que ocasioné como abogado litigante y como ser humano, porque tengo el compromiso con las personas que amo; con mi familia, soy padre y quiero, a pesar de los errores que he cometido cuando se mire al pasado, poder tener la autoridad para decirle a mi hija que cuando uno se equivoca tiene una segunda oportunidad de hacer las cosas bien”.

Cuando decidió estudiar derecho, le aseguró Moreno a la jueza, no fue lo que soñó todo lo que le está pasando, ni lo que pretendió, ni lo que trazó como ser humano, y se rodeó de “prohombres”. Tampoco sirvió de mucho la explicación que dio sobre los llamados de la justicia, ni los testimonios que ha rendido, ni las evidencias documentales que están en poder de la Fiscalía. Ni las nuevas líneas investigativas que abrió la Fiscalía por cuenta, segpun él, de sus propios testimonios. “He graduado enemigos poderosos en el más alto nivel de la jurisdicción de la justicia (…), arriesgando no solo mi integridad sino la de mis seres queridos. A pesar de ello, ratifico mi compromiso adquirido con la Fiscalía, arrepentido como persona que reconoce la gravedad de los hechos de los que hizo parte”.  (Le sugerimos: Las investigaciones pendientes por el cartel de la toga)

754614

2018-05-08T15:01:54-05:00

article

2018-05-08T21:19:27-05:00

cmunoz_1153

none

Redacción Judicial

Judicial

En novelón se convirtió el principio de oportunidad de Gustavo Moreno

71

4385

4456