Encuentran micrófono escondido en la oficina del magistrado del caso Uribe

Noticias destacadas de Judicial

Un pequeño micrófono fue encontrado en el despacho del magistrado César Reyes, miembro de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema que estaba llevando a cabo la fase previa del proceso contra el expresidente por presunta manipulación de testigos. No está claro quién puso el dispositivo y desde cuándo estaba allí.

En medio del escándalo por las revelaciones de presuntas chuzadas realizadas desde batallones de inteligencia del Ejército, se supo este sábado que en el despacho de uno de los miembros de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema había un micrófono escondido. Se trata del magistrado César Reyes, que en los últimos días ha cobrado notoriedad debido a que es el encargado de llevar la instrucción del caso en contra del expresidente y Senador, Álvaro Uribe, por la presunta manipulación de testigos.

Según informó Noticias Uno, una de las asistentes del magistrado observó que una de las piezas del cielorraso estaba desacomodadas por lo que le causó curiosidad. Al levantar esta pieza, se encontraron lo que sería un micrófono que estaba conectado a una de las tomas de electricidad de la oficina. Cercanos al despacho del magistrado Reyes le confirmaron a El Espectador que expertos de la Fiscalía estuvieron en el edificio de la Corte Suprema para indagar si había otros dispositivos similares.

(Puede ver: Las herramientas con las que miembros del Ejército habrían chuzado ilegalmente)

Del micrófono instalado en la oficina del magistrado no se tiene mayor conocimiento. Se sabe que no mide más de 3 centímetros y estaba conectado a un cable de una conexión eléctrica del edificio de la avenida Chile de la Corte Suprema, en Bogotá. Hasta el momento no es claro quién puso el micrófono allí y desde hace cuánto se les estarían realizando monitoreos al magistrado instructor.

El magistrado Reyes asumió su cargo apenas el año pasado, cuando se dio inicio a la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, sección creada para garantizar la segunda instancia a los aforados. Antes de esto, Reyes ya había sido conjuez de la Sala de Casación Penal. Desde casi el comienzo, este togado se tuvo que enfrentar a uno de los procesos de mayor trascendencia de los últimos años en el país: las investigaciones en contra del expresidente Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos.

(Además: "Chuzadas" ilegales habrían propiciado la salida del general Nicacio Martínez de la comandancia del Ejército)

En un primer momento, este caso había sido conocido por la magistrada Cristina Lombana, que llegó a ser mayor del Ejército. Sin embargo, por su pasado en las Fuerzas Militares, y por haber trabajado por tres meses en el despacho de uno de los abogados del expresidente, el senador Iván Cepeda recusó a la togada. De esta forma, el caso pasó a manos del magistrado Reyes.

Curiosamente, la magistrada Lombana fue mencionada en la jornada de este sábado como uno de los blancos de las chuzadas ilegales ordenadas desde el Ejército. Según las revelaciones de la Revista Semana, la togada habría sido chuzada por ordenes de oficiales de las Fuerzas Militares. Todavía no está claro si el periodo de las interceptaciones fue cuando la magistrada todavía tenía el proceso en contra del expresidente en su despacho o si ya había pasado a conocimiento de su colega.

(Puede ver: "Donde haya manzanas podridas, hay que aplicar sanciones ejemplares”: Duque sobre "chuzadas" del Ejército)

Además de la magistrada Lombana, las denuncias hechas por la publicación periodística incluyeron al Senador Roy Barreras, del Partido de la U, y al exgobernador de Nariño Camilo Romero como otros de los chuzados por hombres del Ejército. Estas interceptaciones serían ilegales ya que no contarían con permiso u orden judicial. De acuerdo a la revista, la información obtenida era entregada a un miembro del partido Centro Democrático, del cual no se menciona su identidad.

Este escándalo de chuzadas habría sido la verdadera motivación para que el general Nicacio de Jesús Martínez abandonara la comandancia del Ejército. Vale recordar que el alto oficial abandonó su cargo el pasado 27 de diciembre. En ese momento, según informó el presidente Iván Duque, el general Martínez dejaba su cargo por motivos familiares. Debido a lo reciente del caso, no se tiene conocimiento de las otras personas que habrían sido chuzadas ilegalmente desde divisiones de inteligencia del Ejército. Tampoco se sabe si el caso del magistrado Reyes esté relacionado con el escándalo de chuzadas revelado en la mañana de este sábado.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.