'Enfermedad de Gette no era grave'

La exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette, se encontraba hospitalizada en Barranquilla.

La exrectora de la U. Autónoma del Caribe,  Silvia Gette.
La exrectora de la U. Autónoma del Caribe, Silvia Gette.

Gette fue internada en un centro hospitalario desde el 19 de marzo, un día después de que le fuera removido el beneficio de casa por cárcel, alegando que sufría un cuadro de síndrome coronario agudo, crisis hipertensiva y síndrome de ansiedad.

Sin embargo, delegados del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) realizaron los exámenes correspondientes para verificar en qué condiciones de salud se encontraba la exrectora. El informe médico del Inpec concluyó que no “cumplía criterio para estado grave por enfermedad” y que los controles que le tengan que realizar doctores especializados en medicina interna y psiquiatría “se pueden hacer de manera ambulatoria con una periodicidad de tres meses que fue determinada por los médicos”. Por el contrario, la defensa de Gette manifestó que “con el traslado a Bogotá se expone la salud de mi defendida, porque ella está realmente enferma”.

La mujer fue trasladada a Bogotá para afrontar el proceso que la Fiscalía lleva en su contra por el delito de soborno en actuación penal. Según el ente investigador, a través de su abogado, Arcadio Martínez, Gette intentó sobornar con $249 millones al excomandante paramilitar Don Antonio, principal testigo en la investigación —que también adelanta en su contra la Fiscalía— por el homicidio del ganadero Fernando Cepeda Vargas. La detención del abogado Martínez se dio cuando éste intentaba entregar el dinero a un emisor del exparamilitar, supuestamente, para que cambiara su versión sobre los hechos que rodearon la muerte de Cepeda Vargas.

Gette habría realizado un pago por $150 millones a un grupo de paramilitares para que perpetraran el asesinato del ganadero en 2003. De tal manera, la Fiscalía ha adelantado una serie de interrogatorios para establecer si existían los supuestos vínculos que relacionarían a la mujer con el grupo de ‘paras’ que cometieron el crimen. Asimismo, contra la exrectora se adelanta un tercer proceso penal en su contra por el homicidio de su exesposo Aldemario Ceballos Araújo. En este caso, al parecer, Gette también estaría detrás del asesinato.

Abelardo de la Espriella, abogado representante de la hija de Ceballos Araújo, María Paulina Ceballos —quien se declaró como víctima—, ha manifestado en reiteradas oportunidades la capacidad que tiene la exrectora para obstruir a la justicia, ya que las investigaciones “estuvieron estancadas por 10 años”. Por tal motivo, el abogado le solicitó al fiscal general que traslade de Barranquilla a Bogotá las dos investigaciones que se adelantan contra Gette por su presunta participación en dos homicidios.