Envían a la cárcel a Eduardo Zambrano y Federico Gaviria por sobornos de Odebrecht

En la audiencia, realizada en el complejo judicial de Paloquemao, los procesados aceptaron parcialmente los cargos imputados por este escándalo de corrupción.

La Fiscalía General le había solicitado formalmente al juez de control de garantías enviar a la cárcel a los empresarios Federico Gaviria y Enrique José Zambrano. AFP

Un juez de garantías de Bogotá envió a prisión a los empresarios Federico Gaviria y Eduardo José Zambrano, en el marco del proceso penal que se les adelanta por, presuntamente, haber participado en pago de sobornos de Odebrecht para recibir millonarios contratos viales entre 2009 y 2014. La Fiscalía aseguró que en este proceso existe un posible riesgo de fuga, por eso solicitó que tanto Gaviria como Zambrano fueran enviados a la cárcel. El juez, por su parte, avaló esta petición.

Fuentes cercanas a la investigación manifestaron que en la audiencia, realizada a puerta cerrada para salvaguardar el proceso, Gaviria aceptó su responsabilidad por los delitos de lavado de activos, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito, mientras que se declaró inocente de los cargos de cohecho y tráfico de influencias. Por su parte, Zambrano aceptó su participación en el delito de enriquecimiento ilícito, mientas que se declaró inocente en los cargos de lavado de activos y concierto para delinquir.

La Fiscalía investiga a los empresarios por supuestamente haber tenido una activa participación en el envío de millonarios sobornos por parte de la constructora brasileña para direccionar la entrega del billonario contrato de la Ruta de Sol Tramo II en el proceso licitatorio convocado en su momento por el Instituto Nacional de Concesiones (Inco). Gaviria habría sido el encargado de “estructurar” el pliego de condiciones en la licitación para beneficiar directamente a Odebrecht. Para recibir este contrato, la multinacional habría enviado US$6.1 millones a funcionarios públicos y dirigentes políticos para que apoyaran sus pretensiones.

Eduardo José Zambrano, entre tanto, es investigado por su presunta participación y conocimiento en el lobby para que el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra le fuera adicionado en 2014 al de la Ruta del Sol II, con el propósito de no adelantar una nueva licitación pública. Para esto, Odebrecht habría enviado US$4.6 millones para sobornar a los funcionarios que tenían influencia en ese proceso.

El nombre de Zambrano también aparece en la otra investigación que se adelanta por el presunto financiamiento de la firma brasileña a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en 2014. Para ello, el exbanquero se habría reunido con el gerente financiero, Orlando Sardi; el presidente de Odebrecht en Colombia, Luis Bueno; y la expresidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, Consuelo Caldas. En ese encuentro, la multinacional habría pagado los afiches de la campaña presidencial.