Por dos contratos

Envían a prisión a funcionarios de la alcaldía de Albania por irregularidades en contratación

Wisman Bolaños y Jhan Carlos Serna habrían cometido irregularidades en un contrato por $18.600 millones que tenía como objetivo disminuir la mortalidad de menores entre los 0 y 5 años. Por estos mismos hechos también está detenida la exgobernadora de La Guajira, Oneida Pinto.

Bolaños y Serna fueron enviados a prisión y deberán responder por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros y falsedad en documento público y privado.Archivo particular.

Un juez de control de garantías decidió enviar a la cárcel a Wisman Bolaños y Jhan Carlos Serna, dos funcionarios de la alcaldía de Albania (La Guajira), por presuntas irregularidades en dos contratos donde, según la Fiscalía, el objetivo principal era disminuir la mortalidad de niños entre los 0 y 5 años. (En contexto: Fiscalía perdió pelea contra Oneida Pinto: su proceso se queda en La Guajira)

Esta decisión se da después de que el ente investigativo abrió una nueva línea de investigación sobre los contratos celebrados por la alcaldía, en 2011, donde se habrían presentado irregularidades en los convenios N°008 y N°004, con una adición, que fueron suscritos con el Hospital San Rafael de Albania por un valor de $18.600 millones.

Sin embargo, dichos convenios, según la Fiscalía, fueron ejecutados parcialmente sin que se cumpliera a cabalidad el objetivo para el cual fueron suscritos. "También logró establecer que, en el proceso de ejecución de estos convenios, se designaron diez coordinadores quienes, a su vez, habrían subcontratado a aproximadamente 1.600 personas para la realización del contrato", dice la Fiscalía. (Lea: Exgobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, seguirá en la cárcel)

Según la investigación, para la época de los hechos, Bolaños se desempeñaba como auxiliar administrativo de la alcaldía, y Serna como conductor privado de los hijos de la exgobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, privada de la libertad por este mismo proceso judicial y quien tenía contacto cercano con los hoy detenidos.

Wisman Bolaños y Jhan Carlos Serna, presuntamente, tenían vínculos laborales con la alcaldía de Albania y seguían siendo cercanos a la familia de la exgobernadora, en razón a que trabajaban con el exesposo de Pinto y actual alcalde de Albania, Pablo Parra. Este proceso busca establecer si estas dos personas que, sin tener relación con el programa, habrían cobrado cheques por $11.500 millones. (Le podría interesar: Oneida Pinto, a la cárcel por presuntos actos de corrupción)

La Fiscalía, igualmente, demostró un peculado (malversación de los fondos públicos) de $6.500 millones que, al parecer, fue llevado a casa de Oneida Pinto. Para lograr este delito, según la investigación, se acudido a la falsificación de documentación del programa como contratos, firmas, cheques, comprobantes de pago y comprobantes de egreso.

Bolaños y Serna fueron enviados a prisión y deben responder por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros y falsedad en documento público y privado. Por estos hechos, el 4 de abril de 2016, se presentó voluntariamente ante la justicia el exalcalde de Albania, Yan Keller Hernández. Asimismo, fue capturado otro funcionario y nueve particulares que subcontrataron para la coordinación de los subprogramas.