'Ernesto Báez' negó reuniones entre paramilitares y Hugo Aguilar

Las declaraciones fueron hechas ante la Corte Suprema de Justicia.

Vía teleconferencia, el excomandante paramilitar Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’ aseguró que en ningún momento sostuvo reuniones con el entonces candidato a la Gobernación de Santander, coronel (r) Hugo Aguilar.

"En otras ocaciones relacionadas con diligencias cumplidads ante las autoridades, a una pregunta similar a la que usted me acaba de formular respondí con claridad que no conocí nunca de una reunión política en la que hubiera estado el señor que usted me acaba de mencionar", señaló Báez ante las preguntas de los magistrados. 

Igualmente señaló que nunca participó ni hizo parte de algún evento en el que hubiera participado el entonces candidato para obtener beneficios políticos y electorales, indicando además que tampoco tiene registros o conocimeinto sobre las reuniones en las que presuntamente Aguilar Naranjo solicitó apoyo de dicho grupo armado ilegal.  

Aguilar Naranjo, gobernador de Santander entre 2004 y 2007, es investigado por sus presuntos nexos con el Bloque Central Bolívar de las Autodefenesas.

Antes de iniciarse en la política había hecho carrera en la Policía, es acusado por varios exparamilitares que afirmaron que durante su gestión, sostuvo reuniones con Rodrigo Pérez Álzate, alias 'Julián Bolívar’; Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’; Ramón Isaza, Arnubio Triana Mahecha, alias ‘Botalón’ y Jairo Ignacio Orozco, alias ‘Jairo Tarazá’, jefes de ese grupo ilegal.

Con este ya son tres los testigos que se retractan o niegan los señalamientos en contra del exgobernador departamental sobre sus presuntos vínculos con grupo paramilitares en el departamento de Santander y lugares aledaños con el fin de conseguir adeptos a cambio de una serie de beneficios. 

A estos señalamientos se sumaron los del coronel Julio César Prieto Rivera, quien durante la gobernación de Aguilar comandó el batallón de infantería número 40 Luciano D'elhuyer ubicado en Santander.El militar entregó dos grabaciones de llamadas que había hecho Aguilar, en las que éste, presuntamente hablaba de beneficios para los paramilitares que estaban detenidos por las autoridades. El uniformado además, aseguró que durante su gestión los paramilitares le ofrecieron dinero para que no los combatiera. “En la zona no se movía una hoja sin permiso de los paramilitares”, afirmó.

El exgobernador, por su parte, ha manifestado que las acusaciones hacen parte de un complot en su contra organizado por el también exgobernador de Santander, Horacio Serpa. "Los bandidos y los corruptos siguen libres.Yo soy un hombre inocente, yo le serví a mi país y a mi departamento. Esto tiene un nombre: Horacio Serpa Uribe, uno de los criminales más grandes que tiene este país", señaló al momento de su captura en Bucaramanga en julio de 2011. Según Aguilar, la persecución se originó porque su hijo, Richard Aguilar Villa (actual gobernador de Santander), estaba punteando en las encuestas.

Aguilar ya recibió una sanción por sus supuestos nexos con las AUC. En enero del año pasado la Procuraduría decidió inhabilitarlo por 20 años. Según el Ministerio Público, el exgobernador sí colaboró con este grupo durante su administración: “Hugo Aguilar Naranjo promovió y colaboró con las Autodefensas Unidas de Colombia y puso su investidura a disposición de dicha estructura armada ilegal”, aseveró en ese momento organismo de control.

El exgobernador que durante sus años en la Policía llegó a ser teniente coronel y reconocido al estar detrás del abatimiento del narcotraficante Pablo Escobar en diciembre de 1993, tiene su futuro en manos de la justicia.