Es difícil pensar que 19 detenciones de periodistas en el paro sean hechos aislados: FLIP

Así lo asegura la Fundación para la Libertad de prensa. Juan Camilo Gómez, periodista de De Pasillo, y la fotógrafa Perla Bayona, detenidos irregularmente el sábado pasado narraron su experiencia a El Espectador. Se evalúan acciones judiciales.

La protesta en el Aeropuerto El Dorado consistió realmente en un grupo pequeño de personas con carteles.Cortesía Juan Camilo Gómez -De Pasillo

Desde el 21 de noviembre, cuando inició el Paro Nacional, hasta el pasado 7 de diciembre han sido detenidos de manera irregular 19 periodistas en varias ciudades del país. Para la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) se trata de una situación preocupante que hace pensar si los integrantes de la Policía Nacional han recibido instrucciones para “impedir el trabajo de la prensa”. Jonathan Bock, coordinador del Centro de Estudios de la fundación, asegura que nunca se habían registrado este tipo de cifras.

“No logramos entender qué es lo que está pasando. Es difícil pensar que se trata de hechos aislados cuando tenemos 19 y que ocurren distintas ciudades”, dijo Bock a este diario. Bock señaló que se trata de una situación lamentable teniendo en cuenta que desde hace cinco años han trabajado con la Dirección de Derechos Humanos de la Policía para conozcan de primera mano la labor de la prensa y sus obligaciones como garantes para que los periodistas puedan hacer su trabajo.

(Le puede interesar: FLIP cuestiona si hay directriz en la Policía para impedir trabajo de la prensa en el paro)

“La respuesta en materia de prevención resulta insuficiente y en materia de reacción es todavía más frustrante”, agregó Bock. Las últimas detenciones de periodistas se reportaron en Bogotá y Medellín. El viernes 6 de diciembre la periodista Maritza Sánchez y Juan Fernando Ospina del medio Universo Centro en la capital de Antioquia mientras daban apoyo a una mujer que estaba siendo víctimas de arbitrariedades en medio de la protesta.

Según la FLIP, aunque no estaba haciendo un cubrimiento periodístico, “si fueron identificados como periodistas los oficiales, quienes expresaron su resentimiento por publicaciones donde cuestionaban acciones de la Policía”. Y el sábado 6 de diciembre, durante el cubrimiento de una protesta pacífica en el Aeropuerto El Dorado, fueron detenidos los periodistas Juan Camilo Gómez, Perla Bayona y Carol Gómez.

(Le puede interesar:  Policía detiene a personas que estaban realizando plantón pacífico en El Dorado)

Gómez, estudiante de la Universidad Javeriana y miembro del medio “De Pasillo”, relató a este diario que fue detenido a pesar de haberse identificado claramente como reportero y que no tenía ningún elemento relacionado al paro nacional, como carteles o mascaras. “La policía revisó varias veces y pudieron constatar que no tenía nada”, señaló Gómez al indicar que antes de ser detenido, los gestores de convivencia se le acercaron a decirle que tenían 15 minutos para salir y que ellos los iban acompañar. 

"Yo dije que no, que estaba trabajando, que estaba identificado con mi escarapela y que me quedaba", señaló. Gómez grabó el momento de la detención, a pesar de que no hacía parte de la protesta. “Nos subimos a un bus, nos hicieron quitar cordones y correas, y nos dijeron que metiéramos los celulares en las maletas que quedaron en un tipo de locker. Nos tuvieron muchísimas horas en el bus”, relató.

Según Gómez, si bien no hubo maltrato físico, sí hubo psicológico por las numerosas horas detenidos sin saber bajo qué cargos, porque no recibieron ni un vaso de agua y a uno de los jóvenes detenidos ese mismo día no lo dejaron ir al baño: “tuvo que ir en una botella”.

“Nos llevaron al CTP (Centro de Traslado por Protección) y nos volvieron al subir al bus. Nos dejaron hacer una llamada, pero nos volvieron a decir que los celulares tenían que estar dentro de la maleta. El tema psicológico es una forma de maltrato”, dijo.  Gómez señaló que el CTP se negaron a firmar un documento que explicaba las razones de la detención, por no estar de acuerdo con las mismas. Finalmente, en horas de la noche, quedaron en libertad.

“Había unos abogados en derechos humanos que nos pidieron que les contamos todos para adelantar una acción penal. La FLIP también me contactó”, agregó. En el bus estaban divididos entre hombres y mujeres. Perla Bayona, fotógrafa independiente acudió al Aeropuerto a cubrir el plantón, que realmente consistió en un grupo pequeño de mujeres con carteles que fueron detenidas. Cuando preguntó por qué eran detenidas, nunca obtuvo respuesta.

“Un policía dijo: “me quitan esta plaga de aquí en 15 minutos o los detenemos”. Fue un cometario super fuerte, el funcionamiento del aeropuerto estaba normal. Como a los 10 minutos decidí irme, estaba saliendo y se me vinieron dos patrulleras. Una me cogió de la muñeca super fuerte”, relató. Acto seguido, fue llevada hacia un bus de la Policía y subida al automotor en medio de un fuerte forcejeo con los uniformadas que quería quitarle el celular con el que pretendía grabar lo que pasaba.

“Ya cuando estábamos en la puerta del bus, me lo raparon, yo se lo volví a quitar. Y Alguien por detrás me jaló del pelo y subí a rastras al camión. Nos cogieron a tres chicas y a los muchachos atrás. Nunca nos dijeron por qué nos detenían. Luego nos encontramos con las dos chicas que habían detenido (las de los carteles)”, relató Bayona.

La fotógrafa indicó que las mujeres no se dejaron quitar su celular, a diferencia de a los hombres, y que a ellas sí las dejaron ir al baño pero que lo hicieron en grupo, por temor. “Decidimos no separarnos”, relató. Ahora, están pensando que medida tomar analizando lo sucedido, teniendo en cuenta que el hecho no fue un bloqueo y ante lo que consideran un uso excesivo de la fuerza.

895051

2019-12-09T17:33:10-05:00

article

2019-12-09T17:36:47-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Es difícil pensar que 19 detenciones de periodistas en el paro sean hechos aislados: FLIP

90

6613

6703