Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 6 horas
El caso ya está en manos de la Corte Suprema de Justicia

Escándalo en Envigado salpica a dos congresistas

La Fiscalía compulsó copias para investigar a los representantes a la Cámara Julián Peinado y José Ignacio Mesa. El Espectador revela detalles de la investigación que empezó con la captura del alcalde de Envigado, Raúl Cardona.

Julián Peinado y José Ignacio Mesa, representantes a la Cámara por Antioquia. / Fotos: Congreso Visible

En Envigado, el Partido Liberal lleva unos años bien montado en el poder. A esa colectividad, por ejemplo, pertenece su alcalde, Raúl Cardona González, quien venía de trabajar de cerca con el también liberal Héctor Londoño, que ha estado en la Alcaldía cuatro veces. El alcalde Cardona protagoniza un escándalo que parecía local, pero que empieza a tener ramificaciones nacionales. Fue detenido a finales del año pasado por, supuestamente, despedir o avalar renuncias de funcionarios que se negaban a pagar coimas que al parecer exigía Lindon Johnson Galeano, exconcejal de su mismo partido, a cambio de que conservaran sus puestos. Y las pesquisas de la Fiscalía en el caso apuntan ahora a dos congresistas antioqueños.

Se trata de los representantes a la Cámara Julián Peinado, político cercano al alcalde Cardona, y José Ignacio Mesa, que pasó por el Partido Liberal y hoy es de Cambio Radical, quienes estarían envueltos en las mismas prácticas de corrupción y cuyos nombres salieron a la luz en interceptaciones telefónicas que la Fiscalía realizó a las personas detenidas junto con el mandatario de Envigado: su secretaria de Hacienda, Girlesa Mesa Medina; el contralor municipal, José Conrado Restrepo Valencia; el exsecretario de Educación Diego Fernando Echavarría Giraldo, y el representante legal del programa Computadores para Educar, Reynel Fernando Bedoya Rodríguez. El Espectador conoció detalles de por qué la Fiscalía compulsó copias ante la Corte Suprema para que Mesa y Peinado sean investigados.

En palabras sencillas, las autoridades descubrieron varias prácticas posiblemente ilegales que se estarían cometiendo con el aval del alcalde Cardona. En audiencias realizadas entre el 22 de noviembre y el 4 de diciembre pasados, la Fiscalía señaló al exconcejal Galeano de presionar en diferentes formas a 14 funcionarios de la Alcaldía y de la Universidad de Envigado para que le entregaran del 10 al 20 % de su sueldo —un funcionario le habría dado $62 millones—. Las denuncias no tardaron en llegar. Con la alerta en mano, los investigadores recopilaron información para establecer si Cardona sabía lo que pasaba.

“Una persona habló con el alcalde y concluyó que él avalaba esas prácticas”, dijo a El Espectador una fuente que conoce la investigación. De presiones y cobros indebidos, los investigadores pasaron a descubrir supuestas irregularidades en un contrato de más de $300 millones para la instalación de un software y en la donación de 500 tabletas de parte del programa Computadores para Educar, que involucra a su representante legal, a la exsecretaria de Hacienda Girlesa Mesa y al contralor municipal, José Restrepo. Y es aquí en donde aparece mencionado José Ignacio Mesa, hijo del jefe liberal de Envigado Jorge Mesa. Un informe de la Policía Judicial del 1° de noviembre de 2018 detalla conversaciones del 5 de septiembre de ese año sobre un supuesto acuerdo ilegal.

(Lea aquí: Capturan a Raúl Cardona González, alcalde de Envigado).

Las pesquisas de la Fiscalía apuntan a que, para hacer la donación de las tabletas o los computadores al municipio de Envigado, se debía cumplir con un supuesto acuerdo ya pactado con José Ignacio Mesa y con el representante legal de Computadores para Educar, Reynel Fernando Bedoya. Ese contrato, asegura el ente investigador, se “le adjudicó de manera directa por un valor de $309’750.000 a la firma Innovative Education Services and Solution SAS, cuyo representante legal resultó ser Jiovani Orozco Parra, amigo personal de Reynel Fernando Bedoya”, según consignan documentos conocidos por este diario.

Fuentes consultadas por El Espectador que conocen la investigación aseguran que ese contrato era parte de un compromiso adquirido con Mesa. Para soportarlo, la Fiscalía cuenta con una serie de interceptaciones telefónicas. En una, Girlesa Mesa, secretaria de Hacienda, y el contralor Restrepo hablan de que “Fernando” (el de Computadores para Educar) ya tenía listos los computadores, por lo que debían hablar con el alcalde, Raúl Cardona, para conseguir el dinero. Ya en otra llamada, Mesa habla con el alcalde Cardona y le cuenta que van a mandar los computadores, por lo que es necesario “cumplir con el otro contrato”. “¿Le busco la plata?”, pregunta ella. El alcalde pregunta: “¿Sí tenemos plata?”. Y ella responde: “Yo le busco ese último pedacito”.

Ante esto, el alcalde Cardona agrega: “¿Eso es del doctor José Ignacio, cierto?”. Y Mesa responde afirmativamente. En otra interceptación realizada por las autoridades, Girlesa Mesa vuelve a hablar con el contralor Restrepo para contarle la conversación con el alcalde. Ahí Mesa dice: “Raúl me acabó de decir: ‘¿Cierto que eso es un compromiso con José Ignacio?’. Y yo le dije: ‘Sí, ese es compromiso con el doctor José Ignacio’”.

¿Qué tiene que ver el representante Julián Peinado en este caso? Las pesquisas de la Fiscalía indican que el congresista del Partido Liberal sostuvo una conversación con el alcalde Raúl Cardona en la que se habla de darles $1 millón mensual a los concejales que lo catapultaron políticamente y $2 millones a un diputado llamado Braulio (que sería Braulio Vásquez), también del Partido Liberal, que aspira a la Alcaldía de Envigado. En la síntesis de la interceptación, conocida por El Espectador, se detalla una llamada entre Peinado y el alcalde Cardona, del 20 de junio de 2018 a las 12:29 de la tarde. Peinado saluda a Cardona como “jefe” y le comenta sobre compromisos con los concejales y con un diputado.

(También: Alcalde de Envigado se habría apropiado de millonarios recursos a través de contratos).

De acuerdo con la interceptación, Peinado le pregunta al alcalde si $2 millones es muy poquito, ante lo cual Cardona responde que eso es suficiente para “mercar” al mes. Peinado también pregunta si le debería dar dinero al concejal Víctor Giraldo, ante lo cual el alcalde contesta que eso tendría que consultarlo con “el doctor”, porque de esos temas no sabe. El Espectador consultó al representante Peinado sobre este asunto, quien dijo conocer de vieja data al alcalde Cardona, pues trabajó con él y por esa razón le dice “jefe”. Además indicó que en la época de la conversación a la que se refiere la Fiscalía no se había posesionado en el Congreso.

“No se trata de pagos”, aseguró Peinado. El representante explicó que se trata de actividades propias de una campaña política en la que se generan espacios para hablar con la comunidad y algunos costos, como rentar un salón comunal o contratar el sonido de una tarima. “En ese orden de ideas, yo de manera mensual, inclusive con el tema de reposición de votos, separé de mi propio salario un recurso para actividades logísticas y políticas con el equipo que me acompañó. La actividad política conlleva gastos normales, situación por la cual se puede acreditar las deudas que tengo y de dónde salen los dineros”, dijo.

El representante agregó que no ha sido notificado de la compulsa de copias ni de una investigación en su contra y que espera que el tema se esclarezca. “Todo está sobre la mesa. Yo estoy obrando sobre los términos de la ley”, agregó. Mientras tanto, la investigación contra el alcalde Cardona, a quien le otorgaron detención domiciliaria, sigue. Girlesa Mesa y el contralor Restrepo están en prisión. Y el exconcejal Lindon Johnson tiene también su casa por cárcel, así como el exsecretario de Educación Diego Echavarría, quien habría hecho parte de las negociaciones de las tabletas.

(Además: Casa por cárcel para el exalcalde de Envigado).

Las interceptaciones en el caso Mesa

En el primer audio, el contralor José Conrado Restrepo le comenta a la secretaria de Hacienda, Girlesa Mesa Medina que Fernando, refiriéndose a Reynel Fernando. Representante Legal de Computadores para Educar, mandará 400 computadores. Ante esto, Girlesa dice que se va a encargar de buscar la plata para sacar adelante el tema de un contrato de laboratorios. Según la Fiscalía, ese contrato es un compromiso con José Ignacio Mesa.

En el segundo audio, habla Girlesa Mesa con el alcalde Raúl Cardona González, tal como lo acordó con el Contralor municipal.

RCG: Hola Girley

Girlesa: Ay jefe, qué pena, es que no he podido hablar con usted por la mañana y necesito decirle dos cosas urgentes.

RCG: No te preocupés.

(Hablan de un asunto relacionado con el departamento de planeación)

Girlesa: Segundo tema. Como vos sabés el contralor se fue a Bogotá porque tenía cita dizque con el Contralor General que nombraron, él estuvo anoche reunido con Fernando, con el doctor Reynel Fernando. Te acordás de ese tema de los laboratorios.

RCG: Yo le dije que me mandara los computadores primero (risas)

Girlesa: Vea, él se iba para Nueva York hoy, después llega y se va pa’ Argentina, que él iba a dejar la orden, que nos mandaba 400 computadores pero que le cumpla con lo del otro contrato. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Le busco la plata?

RCG: ¿Y sí tenemos plata?

Girlesa: Ay, yo busco ese último pedacito

RCG: Es que eso es del doctor José Ignacio, ¿cierto?

Girlesa: Siii y mirá que nos va a dar 400 computadores

RCG: ¿Pero no son tabletas?

Girlesa: Pues sí pa’ los estudiantes.

RCG: Ahorita si quiere baja y hablamos a ver qué hacemos

(Siguen hablando de una reunión posterior)

RCG: Pregúntele a Diego a ver él que opina de ese proyecto.

Girlesa: Diego también anda como en Bogotá, ¿cierto?

RCG: Pero llámelo por teléfono.

El tercer audio es una conversación entre Girlesa y el Contralor municipal José Contado, en donde le cuenta lo que habló con el alcalde, mencionan a Diego quien es el Secretario de Educación. Según la Fiscalía, es por intermediación suya por donde se sacó el contrato.

(…)

Girlesa: Me dijo, ¿sí tenemos plata? Y yo pues ja. Me dijo: ‘cierto que son compromisos con José Ignacio Mesa’. Y yo: ‘sí señor’. Me dijo: ‘bueno’. Yo le dije: ‘qué más se va a hacer, hagamos el último esfuerzo0. Y me dijo: ‘bueno, háblese con Diego a ver qué opina y búsqueme a ver qué hacemos y usted y yo hablamos ahorita más tarde’.

JCR: (Inaudible)

Girlesa: Pero sabés qué me dijo, pero que dizque ‘dígale que me mande primero los computadores’. Dígale a Fernando que me los mande que yo me comprometo a sacarle esa hijueputa plata. Es que ya la tengo, ya la busqué

JCR: ¿Y él quiere es tabletas?

Girlesa: O qué nos van a mandar, ¿computadores o tabletas? Él me dijo computadores

JCR: No se

Girlesa: Lo que nos manden, porque yo no sé el acalde tiene la idea…Lo que nos manden, pero si es computadores, mejor.

JCR: Yo tengo idea que son computadores. Él dice que 400 los puede mandar ya

Girlesa: Dígale que de la orden que yo le sacó esa pendejada como sea

JCR: ¿Me entiendes pues? Él va a dar 500 es de pura chimba de nosotros, porque si eran 400, él dijo yo les voy a dar 500 a ustedes

Girlesa: Dígale que, de la orden, que nos manden esa pendejada que yo ya busco la plata y le apruebo eso en el comité de mañana. Yo le voy a decir el doctor Fernando dio la orden de que mandaran los 400.

JCR: Él me dijo esta mañana: ‘Girlesa sí la tiene clara’.

Girlesa: Claro. Y Raúl me acabó de decir: ‘¿cierto que eso es un compromiso con José Ignacio?’ Y yo le dije: ‘sí, es un compromiso con el doctor José Ignacio’. Él como: ‘¿sí tenemos playa? Y yo pues ‘ya hagamos el último esfuerzo’, le dije yo (risas).

(…)