"Estado revictimizó a los desaparecidos del Palacio de Justicia"

La parte civil cuestionó las declaraciones que señalan que nueve de los desaparecidos están "extraviados".

Los abogados que representan a los familiares de los desaparecidos del Palacio de Justicia cuestionaron la posición del Estado de calificar como “extraviados” a nueve de los 11 desaparecidos, calificando estas declaraciones como “insólitas”.

Para los juristas, con esta posición se están desconociendo fallos judiciales emitidos por la justicia administrativa, así como por el juzgado tercero especializado de Bogotá, el juzgado 55 penal del Circuito y la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá.

En este caso consideran que las declaraciones presentadas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos van en contravía de las aseveraciones hechas por la Presidencia de la República en materia de protección a las víctimas.

“Estas declaraciones del Estado son revictimizantes, generan mayores daños a las víctimas y se alejan de las manifestaciones Presidenciales, donde se dice tener especial preocupación por los derechos de las víctimas”, precisaron.

Los representantes de la parte civil indicaron además que “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que los reconocimientos parciales de responsabilidad del Estado no son suficientes y por tanto el litigio se mantiene. Ha señalado que existe certeza sobre la existencia de personas desaparecidas y la responsabilidad del Estado. A su vez ha resaltado las dimensiones históricas y es emblemático por las implicaciones que tiene en la administración de justicia, resaltando el papel de las víctimas y defensores de derechos humanos, en la búsqueda de la justicia”.

Este llamado se suma a la posición presentada en el curso de la semana por los familiares de los desaparecidos que han cuestionado seriamente el reconocimiento parcial de la responsabilidad del Estado en los hechos registrados el 6 y 7 de noviembre de 1985. “Expresamos nuestra profunda indignación y rechazo”.

En sus declaraciones, los familiares criticaron el cambio a última hora de estrategia en la defensa, manifestando que con esto se ofendió la dignidad de las víctimas y la sociedad colombiana.

"Es inaceptable que hoy, después de 28 años persistan la negación, la mentira y la burla que han caracterizado la respuesta de todos los gobiernos, acomodando la posición oficial de manera cínica a la conveniencia del momento, ocultando la verdad y ahondando aún más las heridas y torturas", manifestaron.