Estados Unidos ofrece hasta US$5 millones por un jefe del Eln: ¿quién es?

Noticias destacadas de Judicial

Wílver Villegas Palomino está en la mira de la justicia estadounidense. Se trata de un hombre acusado de narcoterrorismo y de tráfico de drogas, que, al parecer, delinque para el Frente de Guerra Nororiental del ELN, en la región del Catatumbo y en Venezuela.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, a través del secretario Mike Pompeo, anunció una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información que conduzca a la captura o condena de un jefe del Ejército de Liberación Nacional (Eln) que ha sido acusado en el Distrito Sur de Texas por los delitos de: narcoterrorismo, conspiración para distribución internacional de cocaína y distribución internacional de cocaína. Se trata de Wílver Villegas Palomino, alias Carlos El Puerco o El Puerco, quien está señalado de realizar actividades de narcotráfico para el Frente de Guerra Nororiental del Eln, en la región del Catatumbo y en Venezuela.

Según el indictment contra Villegas, conocido por El Espectador, el 12 de febrero de 2020, la Corte del Distrito Sur de Texas emitió una orden judicial federal para arrestar a Villegas Palomino después de que lo acusaran de dichos delitos. Desde entonces, Estados Unidos y Colombia buscan a este hombre nacido en Curumaní, Cesar.

Pero no es el único integrante del ELN buscado por las autoridades norteamericanas. En total son seis hombres los presuntos integrantes de la organización criminal que busca desmantelar la justicia estadounidense en coordinación con las autoridades colombianas. De estos, tres ya fueron capturados en Colombia y están pedidos en extradición: Yamit Picon Rodríguez, alias Choncha, de 36 años; José Gabriel Álvarez Ortíz, alias Alex, de 26; y Henry Trigos Celon, alias Moncho Picada, de 43.

(Lea también: Estados Unidos certificó a Colombia en la lucha contra las drogas)

“El éxito de la Operación Catatumbo Lightning fue el resultado directo de la destacada colaboración entre el FBI y muchos de nuestros socios militares y policiales, tanto aquí en los Estados Unidos como en Colombia”, dijo el director del FBI Christopher Wray. “Estos arrestos deben servir como una advertencia de que el FBI atacará y perturbará implacablemente cualquier actividad narcoterrorista que amenace la salud y la seguridad del pueblo estadounidense y nuestra comunidad internacional”.

Sin embargo, según indicó el Distrito Sur de Texas, el líder, Wilver Villegas Palomino, de 38 años, continúa fugitivo, al igual que Jaime Miguel Picón Rodríguez, alias Chencho y Jairo, de 38 años; y Diomedes Barbosa Montaño, alias el Burro, de también de 38 años. “Están acusados de distribución de una sustancia controlada, sabiendo o con la intención de proporcionar algo de valor pecuniario a una persona u organización (Eln) que participa en terrorismo o actividad terrorista (narcoterrorismo), haciendo parte de una conspiración internacional de distribución de cocaína y distribución internacional de cocaína”.

Según la acusación, Villegas Palomino y sus compañeros estuvieron involucrados en una conspiración de 20 años, que sigue en curso, para distribuir cocaína desde Colombia a los Estados Unidos y, de esta forma, financiar las actividades delictivas del Eln. A principios de 2019, Villegas Palomino, Picón Rodríguez, Trigos Celon, Barbosa Montaño y Álvarez Ortiz también habrían participado en la distribución de aproximadamente 30 kilogramos de cocaína en Colombia que tendrían como destino el país norteamericano.

(Le puede interesar: Aumentan en 31 % las muertes producto de la violencia del Eln respecto a 2019)

“Como se alega, durante décadas, el Eln produjo y exportó toneladas de cocaína a los Estados Unidos para financiar sus actividades terroristas”, dijo el administrador interino de la DEA, Timothy J. Shea. “Estas acciones de aplicación de la ley han asestado un gran golpe al ELN y son un verdadero testimonio del poder de las asociaciones. La DEA sigue dedicada a nuestros socios en todo el mundo en la misión compartida de llevar a los narcoterroristas ante la justicia”, señaló el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

El 8 de octubre de 1997, el Departamento de Estado designó oficialmente al Eln como organización terrorista extranjera. A la fecha, continúa operando como una de las organizaciones de narcoterrorismo más grandes del mundo. Por ello, el Departamento, a través de su Programa de Recompensas por Narcóticos, ofrece hasta $ 5 millones por información que conduzca al arresto o condena de Villegas Palomino.

El Departamento de Estado, por su parte, señaló que “valora su alianza con Colombia y continuaremos fortaleciendo el intercambio de información entre los dos países en materia de aplicación de la ley y los esfuerzos dirigidos a desarrollar la capacidad para ayudar a desarticular y desmantelar las organizaciones delictivas transnacionales que operan en la región”.

(Noticia relacionada: Capturan a supuesto miembro del Eln que era enlace con los carteles mexicanos)

En agosto de 2019, la Fiscalía General de la Nación consiguió el aval de un juez para emitir 10 órdenes de captura contra los señalados máximos jefes del Eln por su presunta participación en varias acciones violentas ocurridas en la región del Catatumbo (Norte de Santander). Entre la órdenes de captura expedidas estaba la de Wilmer Villegas Palomino, quien figuraba como jefe de área Magdalena del Frente de Guerra Nororiental del Eln, a quien se le endilgaron los delitos de homicidio en persona protegida, desplazamiento forzado y rebelión agravada.

En ese momento, un grupo de fiscales e investigadores asoció 46 hechos criminales sucedidos desde marzo de 2018, que serían consecuencia de los lineamientos definidos por el denominado Comando Central (COCE) del Eln y los jefes de las diferentes estructuras que tienen injerencia en esa zona del país. Además, la Fiscalía indicó que la mayoría de casos recopilados tendrían relación con la confrontación armada entre el Eln y el grupo armado organizado Los Pelusos por la disputa y el control de varios territorios, situación que ha dejado civiles muertos y afecta la tranquilidad de los pobladores del Catatumbo.

Comparte en redes: