"Están pecando de manera grave frente al aborto"

José Darío Salazar adelanta una iniciativa para reversar la sentencia de la Corte Constitucional que despenalizó el aborto en tres casos.

El  senador Conservador José Darío Salazar asegura que el pueblo debe elegir si se legaliza o no el aborto.  / El Espectador
El senador Conservador José Darío Salazar asegura que el pueblo debe elegir si se legaliza o no el aborto. / El Espectador

Colombia se adentra nuevamente en la discusión sobre la legalidad del aborto o, por lo menos, eso es lo que pretende un sector conservador encabezado por el senador José Darío Salazar. El Espectador hablo con él sobre su iniciativa de llevar a cabo un referendo para reversar la sentencia de la Corte Constitucional que despenalizó el aborto en tres casos. Lo confrontamos con la posición de una de las activistas más importantes y defensoras del aborto en Colombia, Mónica Roa.

¿Cuánta gente acompañó la denominada “Marcha por la vida”?

Hubo 18 ciudades que salieron a marchar en pro de la vida y la de Bogotá fue muy significativa en número de personas.

¿Por qué decidieron tramitar un referendo para tumbar la Sentencia C355 de la Corte Constitucional en estos momentos?

Lo definimos hace bastante. Hace dos años 60 congresistas suscribimos un proyecto de acto legislativo o reforma constitucional para derogar los tres casos aprobados por la Corte Constitucional y nos derrotaron 10 a 8 en la Comisión Primera del Senado. Después de eso reflexionamos que era una decisión trascendente para el pueblo colombiano, adoptada por seis magistrados de nueve, impuesta a 45 millones de colombianos. Ahora adoptada esa reforma para derogar por 10 congresistas, por qué no debe ser tomada amplia y participativamente por los colombianos. Debe ser el pueblo, ese que mayoritariamente dijo en una encuesta nacional en noviembre del año pasado, que en un 76% aproximadamente no estaba de acuerdo con el aborto bajo ninguna circunstancia, el que tome la decisión.

¿Según eso para usted no tiene ningún sentido la existencia de la Corte Constitucional?

Sí, pero no para reformar la Constitución. La razón de ser de la Corte es la guarda de la Constitución, no la vulneración de la de la misa.

¿En qué ha vulnerado la Corte la Constitución?

El artículo 11 todavía vigente dice que la vida es inviolable, ¡punto! Sin excepciones. Y acto seguido dice no habrá pena de muerte y los señores constituyentes resolvieron leer: la vida es inviolable, pero se puede matar en tres casos.

¿Cómo no interpretar este referendo como una estrategia electoral que tiene muchos adeptos?

Pensar eso sería un absurdo, porque hace dos años y medio estamos trabajando contra el aborto y si hemos tenido que impulsar el referendo es precisamente porque 10 congresistas de los 260 que hay decidieron en la Comisión Primera negarnos que eso fuera analizado en la plenaria de la corporación.

¿De dónde ha salido el presupuesto para recolectar las firmas?

Las primeras 325.000 firmas las recogieron voluntarios en todo el país. Obviamente el millón y medio, que es la segunda fase, necesita una financiación y ya estamos pensando acudir a algunas personas amigas que nos ayuden a financiar. De lo que sí tengo seguridad es que no será mucha plata como se ha requerido para otros.

¿Qué personas amigas?

Amigos particulares, pero le garantizo que hasta el mínimo centavo será declarado.

Hay una carta que envío el ministro Alejandro Gaviria.

No es cierto. La Corte no dice que sea un derecho fundamental y menos en la parte resolutiva. Lo que dice la sentencia es que el aborto no es un delito en tres casos específicos. Entonces, si las mujeres quieren practicarse, en uno de esos casos, un aborto, pueden hacerlo por su cuenta, pero no a través de la seguridad social del Estado.

Algo diferente piensa el superintendente de Salud, quien ha dicho que acaban de expedir una circular que precisa las reglas que deben seguir las IPS y EPS para garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en los tres casos permitidos…

Eso no lo puede hacer el superintendente, porque el Consejo de Estado acaba de tumbar el Decreto 4444 de 2006, que estaba suspendido desde el año 2009, suspensión a la que se hizo caso omiso. Aquí deben aforar responsabilidades porque no han aplicado los fallos del Consejo de Estado y siguen expresando por los medios de comunicación y en cartas escritas que aquí no ha pasado nada y que la salud pública puede seguir financiando los abortos en Colombia.

¿Entonces el ministro y el superintendente se están inventando que es un derecho fundamental de las mujeres poder abortar en estos tres casos?

No dice eso en la sentencia y lo vamos a demostrar. Tampoco se habla de interrupción voluntaria del embarazo, eso es una palabra que ellos se han inventado. Están equivocados y están pecando en materia grave, porque están tomando unas decisiones sumamente graves frente a la salud de los seres humanos.

¿Cuál es ese pecado, jurídicamente hablando?

Han emitido resoluciones para reglamentar una sentencia de la Corte Constitucional cuando esto sólo puede hacerse a través de una ley. Aquí lo que han hecho es llevarse las normas por encima.

¿Según eso hoy no se pueden practicar abortos en esos tres casos?

Tienen que suspender todas aquellas medidas que hoy hacen posible que con la financiación estatal se hagan los abortos.


¿Debo preguntarle si estamos hablando con motivaciones jurídicas o religiosas?

Ese es un caballito de batalla para tratar de circunscribir el debate a un tema religioso que no lo es. Tengo una motivación científica, moral y ética. Científica porque nadie, ni los más acérrimos pro abortistas, ha podido demostrar que la vida no empieza en la concepción o fecundación, así lo dicen los tratados internacionales referentes a este tema. Un tema moral y ético porque nadie puede pensar que matar es moral y ético.

La Corte ha permitido el aborto en tres casos, uno de ellos cuando la vida de la madre esté en riesgo. ¿Para usted qué es más ético, salvar a la madre o al bebe?

¿La vida del subnormal vale menos que la de otro? No lo creo, ese ser humano merece respeto, consideración y creo que un poco más. Eso era lo que hacia Hitler, matar a los que no tenían unas características especiales.

¿El niño que está en el vientre de la mujer violada es un inocente o es un culpable? ¿Es ético que se le condene a muerte a un inocente? ¿Pero qué pasa cuando la madre está en peligro?

Cuando la madre está en peligro hay dos casos: la preeclampcia y el cáncer. La solución no es matar al niño, sino tratar de salvarlos a ambos, que es distinto.

¿No tenemos las mujeres derecho a decidir sobre nuestro cuerpo cuando estamos en riesgo o nos sentimos agredidas?

Ese no es su cuerpo, es el de otro ser humano. Una demostración de ello es que cuando la madre decide abortar, físicamente no le pasa nada, aparentemente. Porque la afectación psicológica es muy grave.

¿Existe el debate desde qué momento se puede considerar al feto como un ser humano?

La vida empieza como lo dijo el constituyente del 91 en el momento de la concepción. Ahora resulta que llegaron unos magistrados que resolvieron desconocer el espíritu de los magistrados anteriores.

A pesar de ser prohibido el aborto las clínicas ilegales para ello proliferan por todo el país. ¿No sería mejor tener una reglamentación para no poner en riesgo la vida de miles de mujeres?

Eso lo que indica es que a pesar de que hoy tienen una reglamentación que es ilegal, que a pesar de que hoy con nuestra plata se financia el aborto y que a pesar de que la Corte legalizó esos tres casos sigue habiendo abortos clandestinos, por lo que esa no es la solución. Esa es una argumentación que los proabortistas han querido sacar para tratar de decir que esa es la solución.

‘Gobierno debe garantizar interrupción del embarazo’: Roa

La defensora de los derechos de las mujeres para interrumpir embarazos, Mónica Roa, responde a propósito de la iniciativa que pretende reversar la sentencia de la Corte Constitucional para despenalizar el aborto en tres casos.

¿No hay reglamentación que ampare hoy a las mujeres que deseen interrumpir un embarazo?

El Gobierno no sólo puede sino que debe, por mandato constitucional, garantizar la opción de una interrupción voluntaria del embarazo en los casos reconocidos por la Corte, sin importar si hay reglamentación o no. La Superintendencia de Salud, en cumplimiento de una orden de la Corte Constitucional, dirigió una circular a prestadores del servicio de salud, impartiendo instrucciones sobre la prestación del servicio de aborto legal.

¿Cuán difícil es para una mujer practicarse un aborto en los tres casos permitidos por la Corte?

Las numerosas trabas y la discriminación que encuentran las mujeres que quieren hacer uso de su derecho a abortar legalmente hacen que la grandísima mayoría siga prefiriendo abortar de manera clandestina, aunque eso signifique poner en riesgo su vida y su integridad.

Salazar: ‘Que no lo financien con dinero público’

Un punto delicado del debate es el momento en que inicia la vida de un ser humano ¿Para ustedes cuál es?

 La pregunta es cuál es el nivel de protección jurídica que se debe dar a la vida humana en formación, cuando esta pone en riesgo los derechos de la mujer embarazada.

Si tuviéramos que resumir su posición podríamos decir que está en contra de que con la plata de la salud se esté financiando el aborto, pero también quieren ir más allá: prohibir el aborto en todos los casos

Así es, financiar el aborto con la plata de la salud pública es ilegal, no hay una norma fuera del decreto tumbado por el Consejo de Estado que lo haga posible.