Estas son las mejores y las peores sentencias judiciales sobre derechos de mujeres

Las decisiones de los tribunales de República Dominicana, Reino Unido y España fueron las que más discriminaron a la población femenina, según los Premios Género y Justicia al Descubierto

/ Pixabay

Por discriminar a las mujeres, a las peores decisiones judiciales en el mundo les dieron garrote en la octava edición de los Premios Género y Justicia al Descubierto, organizados por la organización Women’s Link Worldwide; así como las mejores sentencias fueron galardonadas en la categoría Mallete.

De acuerdo con la convocatoria, cuyos resultados se conocieron este martes, tres sentencias de los tribunales de República Dominicana, Reino Unido y España fueron las que más atentaron contra la igualdad de género.

La primera “declaró inconstitucional el nuevo Código Penal presentado por el parlamento, que contenía la despenalización del aborto bajo tres circunstancias, y volvió a poner en vigor el Código Penal de 1884, haciendo retroceder los derechos casi dos siglos”. La segunda exculpó a un hombre de la violación de una mujer, “tras aceptar el argumento de la defensa según el cual el hombre había penetrado a la mujer de manera fortuita al tropezar y caer accidentalmente sobre ella”. La última decisión judicial que se llevó el premio “Garrote” fue tomada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer en España. Una jueza le preguntó a una mujer que había denunciado a su expareja por violencia de género “si había cerrado bien las piernas para evitar la violación”.

Por su parte, las sentencias que más contribuyeron a avanzar en los derechos de mujeres y niñas fueron tomadas por los tribunales de Zimbabue, Reino Unido y México, y recibieron los premios “Mallete”. El primer lugar se lo llevó un tribunal de Zimbabue que prohibió el matrimonio infantil, el segundo fue concedido a la decisión que dijo que no permitir el aborto en ciertas circunstancias vulnera los derechos humanos de las mujeres, y el tercer puesto lo ocupó la Suprema Corte de Justicia de la Nación mexicana por reconocer que “las tareas domésticas que realizan las mujeres dentro del hogar son un trabajo y que la mujer divorciada tiene derecho a pensión alimenticia en compensación por haber realizado estas tareas mientras estaba casada”.

El jurado internacional encargado de elegir las decisiones judiciales ganadoras, entre varias nominadas por los mismos ciudadanos, estuvo compuesto por personajes como Tracy Robinson (Jamaica), expresidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; Geena Rocero (Filipinas), modelo y activista, y Nicolás Castellano (España), periodista y experto en migraciones y derechos humanos.

“Estamos muy satisfechas con los resultados de este año porque cada vez más personas de cualquier lugar del mundo están ejerciendo una importantísima labor de control al poder judicial y con sus votos y comentarios le están mandando un mensaje contundente a jueces y juezas de que los estamos vigilando”, dice Tania Sordo Ruz, coordinadora de los Premios.

En esta octava edición de la convocatoria se registraron 100.000 votos y 59 decisiones nominadas de 27 países diferentes. La sentencia de la Corte Constitucional de Colombia que avaló la adopción por parte de parejas homosexuales también estuvo nominada como una de las mejores decisiones judiciales.