Contará avances de su plan de reparación
contenido-exclusivo

“Este es el error de mi vida”: exsenador David Char sobre sus nexos con paramilitares

El exsenador David Char Navas será el primer parapolítico en hablar ante la JEP en audiencia pública, lo que ocurrirá este viernes. Reconoce que tuvo reuniones con el frente José Pablo Díaz, de las Auc, y asegura estar arrepentido.

David Char estuvo dos años preso y quedó en libertad el pasado 31 de julio por orden de la JEP. / Gustavo Torrijos
David Char estuvo dos años preso y quedó en libertad el pasado 31 de julio por orden de la JEP. / Gustavo Torrijos

Este viernes 20 de septiembre, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) escuchará en audiencia pública al primer parapolítico admitido por esa justicia especial: David Char Navas. Se trata de un miembro de una de las familias más poderosas de Barranquilla, dueña de la cadena de supermercados Olímpica y del equipo de fútbol local, y a la que pertenece también el alcalde de la ciudad, Alejandro Char Chaljub. El proceso de Char Navas pasó de manos de la Corte Suprema de Justicia —en donde ya estaba en juicio— a la JEP en abril pasado y sobre este expediente, que va abriendo camino a otros parapolíticos, hay mucha expectativa.

(En contexto: David Char, primer parapolítico admitido en la JEP)

Char Navas es un hombre de 52 años y pocas palabras. Fue siempre del mundo de los negocios, pero en la primera década de este siglo, cuenta él, lo picó el bicho de la política tentado por su entonces cuñado, Antonio Guerra de la Espriella, y consiguió un escaño en la Cámara de Representantes en 2002. En 2006 saltó al Senado, aunque dos años más tarde puso punto final a su carrera política, renunció al Congreso y se fue a vivir a Estados Unidos con su familia. Regresó en 2015, y en octubre de 2017 fue capturado: había una investigación formal en su contra por supuestos nexos con el bloque Norte de las autodefensas. En mayo de 2018 fue llamado a juicio.

Él, que fue hasta su detención un reputado comerciante, resultó involucrado en un complejo proceso penal por haber entregado $8 millones y una caja de munición al exlíder paramilitar del bloque Norte Édgar Ignacio Fierro Flórez, más conocido como Don Antonio, mano derecha del jefe paramilitar Jorge 40. Según la Corte Suprema, “cuando Char Navas decidió aspirar al Senado, pidió apoyo del frente José Pablo Díaz para impulsar su candidatura, especialmente porque en ese momento estaba distanciado de su tío Fuad Char”. O sea, del cacique político de su familia. Y de quien, según él mismo explica, nunca recibió un guiño para que hicieran política juntos.

“No hago sino arrepentirme de haber dejado que ellos (los paramilitares) ingresaran a mi círculo político. De no haber tenido la capacidad de frenarlos, de no haber dicho que no. No los necesitaba. Me equivoqué. Este es el error de mi vida”, admitió Char Navas a El Espectador. “De pronto pensé: ‘Bueno, aquí vienen, me ponen los votos, me elijo y no me va a pasar nada’. Digamos que así lo miré y por eso dejé que se acercaran, pero hoy estoy arrepentido de todo lo que dejé que pasara”, agrega el empresario, quien antes de que su caso pasara a la JEP ya había manifestado en la Corte Suprema su intención de aceptar cargos.

En la JEP, Char Navas deberá explicar cómo fue que un empresario de su nivel resultó involucrado con paramilitares, pidió su ayuda para llegar al Senado y, además, les dio plata y municiones. Sobre todo teniendo en cuenta que, para la época en que se relacionaron, año 2005, los “paras” llevaban ya años sembrando barbarie en la Costa Caribe. Comenzaron en 1988, con la masacre de Mejor Esquina (Córdoba): 27 víctimas mortales. Según Justicia y Paz de la Fiscalía, entre 1996 y 2005, el bloque Norte cometió 333 masacres en Atlántico, César, Magdalena y La Guajira, que causaron la muerte de más de 1.500 personas.

“La JEP es el escenario que le permitirá a David contar, en contexto, que él es un hombre de su tiempo y, en su tiempo, hizo política”, asegura su defensor, Mauricio Pava, quien añade: “No era que él supiera que estaba pactando con masacradores”. “Es que ellos no llegaron a Barranquilla con fusiles ni camuflado”, complementa Char Navas. “La persona con quien hablaba es un médico graduado de la Universidad del Norte, Carlos Mario García”. Según el litigante Pava, el programa de verdad de Char ante la JEP incluye detalles de cómo entraron las Auc al Atlántico, en donde “los paramilitares se volvieron políticos”.

Char Navas asegura que su interacción con los paramilitares no pasó de cuatro meses y nunca se concretó en votos. Más importante aún, sostiene que fue una práctica generalizada en toda la costa Atlántica. “En ese momento no se veía tan mal. En el Congreso existían 30 o 40 congresistas que se eligieron en 2002, como todo el mundo sabe ya, apoyados por las Auc. Personas que hasta sacaban pecho porque habían sido elegidos por ellos (los “paras”) y tenían acceso al Gobierno”, explica. El contexto de cómo se dieron estas relaciones es parte de lo que Char Navas hablará en la JEP.

El programa de verdad está diseñado para que él cuente cómo lo contactaron las Auc, por qué a él, quiénes eran sus aliados y, entre otros temas, decir lo que sabe sobre el homicidio de Carlos Posada Flórez, alias Capulina, caso por el cual estuvo investigado a raíz de declaraciones de Don Antonio. La Fiscalía archivó el caso al concluir que el testimonio del exjefe paramilitar era contradictorio. La diligencia de este viernes permitirá, igualmente, que Char explique los avances de su propuesta de reparación, un proyecto agrícola de maíz tierno y ají dulce para apoyar a la población afectada por los paramilitares en Repelón (Atlántico).

“El Magdalena quedó sin congresistas. Córdoba quedó sin congresistas, en Sucre quedó uno solo. Ellos llegaron y acapararon, llegaron a todas las familias políticas de la región. Cuando los políticos salían a los municipios descubrieron que ahí ya había presencia de paramilitarismo, por eso fue que a ellos les tocó tener relaciones con ellos, para poder elegirse”, expresa Char. Su abogado, sin embargo, señala que el propio Char sabe, y así admitirá en la JEP, que “la cura salió más grave que la enfermedad”. El exsenador insiste en que se equivocó: “Reprocho hoy toda acción que tuve con ellos. Esto es lo peor que le pudo haber pasado al país”.

Su abogado Mauricio Pava, sentado a su lado a lo largo de la entrevista, lo complementa: “¿Eso los hace inocentes? No. Los líderes políticos y empresariales, aquellos que han tenido más oportunidades y pueden tener un diálogo nacional, tenían el deber histórico de enfrentar los desafíos que se les presentó”. Eso mismo afirmará Char Navas este viernes en la diligencia de la JEP, que será transmitida a todo el país y que tiene como propósito, además de informar cómo se ha avanzado en las propuestas de verdad y de reparación que presentó el exsenador, hacer un acto inicial de reconocimiento. Un mea culpa que Char dice estar dispuesto a aceptar.

881952

2019-09-19T16:45:19-05:00

article

2019-09-19T16:45:57-05:00

[email protected]

none

Diana Durán Núñez / Alejandra Bonilla Mora

Judicial

“Este es el error de mi vida”: exsenador David Char sobre sus nexos con paramilitares

89

6996

7085

1