Estos son los 10 guerrilleros más buscados en el Huila

Por información que permita la ubicación o captura de estos subversivos, las autoridades ofrecen una recompensa de hasta $100 millones.

El listado está encabezado por alias ‘Godoy’ (destacado en la izquierda inferior) y en el recuadro superior derecho figuran, de izquierda a derecha, alias ‘Herly’; ‘Harlison’; ‘Omar o el burro’; ‘Jamir Motor’; ‘Burro Demetrio’; ‘Mala Cara’; ‘Yurley’; ‘Pechiblanca’ y alias ‘Cuajo’. /Ejército Nacional

El Ejército Nacional, a través de la Novena Brigada de la institución, reveló este jueves el nuevo organigrama de las estructuras de las Farc que operan en el Huila, cuyos integrantes cuentan con amplio conocimiento en atentados, extorsiones, reclutamientos, manejo de masas y en la preparación de los denominados ‘plan pistola’.

Entre las estructuras, se destacan los 10 guerrilleros más buscados por las autoridades, varios de ellos con más de 20 años de vida delictiva y responsables de numerosos delitos, entre ellos actividades para financiar las acciones de la guerrilla que han afectado el desarrollo de la región.

De acuerdo con las autoridades, las labores de inteligencia y las operaciones militares han afectado a las Farc en su parte logística, financiera y en número de hombres, “obligándolas a una constante reestructuración de cara a mantener su presencia territorial y continuar generando la sensación de una organización armada con poder de daño”.

El listado está encabezado por José García Torres, alias ‘Benjamín’, segundo al mando y control del Frente 17 ‘Angelino Godoy’, quien según el Ejército, está implicado en el asesinato de un subteniente y un patrullero de la estación de Policía del municipio de Tello, sumado a la planificación de actividades extorsivas y quema de vehículos en el norte del departamento.

El siguiente en la lista es alias ‘Arlison Cortes’, cuya misión es fortalecer el andamiaje financiero del Frente, por lo que se le atribuyen atentados contra el sector comercio y transportador, la quema de automotores y las llamadas intimidantes para presionar el pago de extorsiones.

Al organigrama se suma ‘Omar’ o ‘El Burro’, hombre de confianza de alias ‘Arlison’, encargado de su anillo de seguridad y de la recolección de los dineros ilícitos producto de las actividades intimidantes por parte de la comisión de finanzas.

El listado está integrado también por Jesús Antonio Rodríguez, alias ‘Wilfran’, ‘Burro Demetrio’ o ‘Alirio’, segundo al mando de la compañía de finanzas ‘Manuelita Sáenz’. Le sigue alias ‘Andrés Marín’ o ‘Jamir Motor’, en cuyo radio de acción delictiva se enmarca el cobro de extorsiones a los comerciantes del sur del Tolima.

Por otro lado, en la Columna Móvil ‘Teófilo Forero’, las autoridades buscan a Alfonso Hernández Vargas, alias ‘Mala Cara’, segundo al mando de la comisión de finanzas y responsable de llamadas para presionar el pago de extorsiones. Con 15 años de permanencia en las Farc, es señalado de ser el autor intelectual del atentado contra la bocatoma del acueducto del municipio de Algeciras y encargado de direccionar la Red de Apoyo al Terrorismo.

En el organigrama figuran además Andrea Quintero Tovar, alias ‘Yurley’ o ‘La Mona’, encargada del mando y control de la comisión de organización de masas, y quien tiene la misión de obligar a la población campesina a participar de marchas y paros. Se destaca también John Eder Melgar Castro o ‘Pechiblanca’, especializado en la fabricación e instalación de artefactos explosivos, así como en el empleo de francotiradores y lanzamiento de tatucos contra bases militares.

Asimismo, el Ejército está tras la pista alias ‘Cuajo’, hombre de confianza de alias ‘Fabián’, explosivista y encargado de transportar a las víctimas de extorsión para acordar el pago de las cuotas ilícitas. Tras purgar penas por diversos delitos, regresó a las filas de las Farc para continuar con el fortalecimiento económico de la organización.

En el Frente III ‘Oswaldo Patiño’ las autoridades buscan a Abraham Cardozo Medina ‘Herly’, cuarto al mando y control de la estructura, autor intelectual y material de numerosos atentados. Actualmente, planea y ejecuta acciones delictivas y es responsable de la comisión política, organización de masas y presión al pago de extorsiones en el sur del Huila.

Por información que permita la ubicación, captura o desmovilización de estos guerrilleros, las autoridades ofrecen una recompensa desde 20 hasta 100 millones de pesos, así como el compromiso de absoluta reserva. 

Temas relacionados