Los exjefes paramilitares extraditados que no han regresado a Colombia

Varios líderes de las Autodefensas fueron enviados a los Estados Unidos tras supuestos incumplimientos con los acuerdos de Justicia y Paz. Más de una década después de estas deportaciones, varios siguen en el país norteamericano. ¿Qué ha pasado con ellos?

Varios líderes exparamilitares extraditados siguen en Estados Unidos: algunos pagando sus penas y otros gozando de su libertad. Archivo

El pasado sábado Carlos Mario Jiménez Naranjo, más conocido como Macaco, fue deportado a Colombia. Tras más de una década en los Estados Unidos, el exlíder paramilitar del Bloque Central Bolívar volvió al país para responder por los más de 100 hechos violentos cometidos por hombres bajo su mando en los departamentos de Risaralda, Putumayo, Caquetá y Antioquia. El exparamilitar había sido condenado a 33 años de prisión en Estados Unidos por crímenes vinculados al narcotráfico, pero, gracias a su colaboración con las autoridades de dicho país, la pena quedó en 11 años.  

::¿El paramilitarismo no se ha ido de los Montes de María?::

Macaco se desmovilizó en 2005, en el marco del proceso de reinserción de las fuerzas paramilitares liderado por el expresidente Álvaro Uribe, y fue recluido en la cárcel de Itagüí. No obstante, en 2008,  el presidente Uribe ordenó la extradición hacia los Estados Unidos de Jiménez Naranjo y de otros doce jefes paramilitares por supuestamente incumplir sus compromisos con Justicia y Paz, al seguir delinquiendo desde las cárceles donde habían sido recluidos. Entre ellos, estaba Salvatore Mancuso; Juan Carlos El Tuso Sierra; Hernán Giraldo; Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40; Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy; y Diego Fernando Murillo, alias Don Berna).

::Alias "Macaco", exjefe paramilitar, fue capturado por la Fiscalía luego de ser deportado::

Como Macaco, varios exjefes paramilitares que fueron extraditados a los Estados Unidos por el incumplimiento de sus compromisos con los acuerdos Justicia y Paz, han vuelto al país para cumplir con las penas que les fueron impuestas por su accionar delictivo, mientras que otros siguen en EE.UU. Estos son algunos de los antiguos jefes paramilitares que permanecen en territorio norteamericano purgando sus crímenes en un penal o gozando de su libertad, mientras que en Colombia son solicitados por múltiples crímenes :

Juan Carlos El Tuso Sierra

Juan Carlos Sierra fue extraditado hacia los Estados Unidos en 2008 por presuntamente faltar a sus compromisos. En Estados Unidos pagó una pena de cinco años por narcotráfico y fue dejado en libertad. El Tuso no fue deportado de vuelta a Colombia, donde tenía deudas con la justicia, ya que pidió un permiso indefinido de trabajo.

El testimonio de Sierra fue importante para develar la relación entre varios políticos y grupos paramilitares, entre ellos Mario Uribe, exsenador y primo del expresidente Álvaro Uribe. Su colaboración también fue importante para determinar que el general (r) Mauricio Santoyo fue activo cooperante de los grupos paramilitares y de la Oficina de Envigado, la organización criminal que creó Pablo Escobar en los años ochenta en Medellín.

(Puede ver: El 'Tuso' Sierra es absuelto por falso testimonio en caso de exgobernador Luis A. Ramos)

En septiembre de 2014, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá lo excluyó del proceso de Justicia y Paz asegurando que jamás formó parte de alguna estructura de las autodefensas, sino que fue un “narcotraficante puro” que se ‘coló’ en la desmovilización gracias a la ayuda de su jefe en la Oficina de Envigado, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias Don Berna.

Salvatore Mancuso

Hizo parte del grupo de exjefes de la Autodefensas que fue extraditado por el gobierno Uribe a los Estados Unidos, donde fue condenado a 15 años de prisión por cargos relacionados con  narcotráfico. Mancuso fue uno de los grandes aliados de la casa Castaño y encargado de expandir el paramilitarismo en la costa Caribe. Debido a sus vínculos con personajes como Jorge 40 y Édgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio, llevó al paramilitarismo hasta el Atlántico, Cesar, Magdalena, Atlántico, Sucre y La Guajira, hacia finales de los 90.

::Salvatore Mancuso volvió a hablar ante el Congreso::

También fue fundamental en la expansión de las Autodefensas en el Catatumbo. Tan solo en esa zona ,sus hombres habrían cometido al menos 7.000 crímenes. Así mismo, se le atribuyen crímenes sexuales en contra de las mujeres de las zonas que dominaba y varias masacres, entre ellas las de Mapiripán (Meta, 1997), La Gabarra, El Aro (Antioquia, 1996) y El Salado (2000).

Mancuso todavía se encuentra recluido en un penal en Atlanta, Estados Unidos. Aún así ha colaborado las autoridades colombianas. Sus revelaciones han sido claves en procesos como la parapolítica: reconoció haber convocado al pacto de Ralito y aseguró que algún momento el congreso llegó a tener el 35% de su curules ocupadas por políticos con vínculos con las autodefensas. A finales del 2018, Mancuso pidió pista ante la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Don Berna

Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, fue comandante del Bloque Héroes de Granada de las Autodefensas Unidas de Colombia, considerado una de las organizaciones armadas más violentas de Medellín y otros municipios cercanos. Esta ala de las autodefensas fue creada luego de que el Bloque Cacique Nutibara, también bajo su mando, se desmovilizara el 9 de diciembre de 2003.

Murillo estuvo en gran parte de su vida vinculado a organizaciones criminales. Fue jefe de sicarios de Mario Galeano y William Moncada, dos miembros del Cartel de Medellín que fueron asesinados por Pablo Escobar. Luego hizo parte de los PEPES (Perseguidos por Pablo Escobar), organización que le permitió crear un lazo con los hermanos Castaño. Con Escobar muerto, Don Berna cimentó su poder en el Valle de Aburrá en dos organizaciones criminales: La Terraza y la Oficina de Envigado.

::10 audios de lo que dijo ‘Don Berna’ y que salpican a Uribe::

Luego, usó la estructura de estas dos organizaciones delincuenciales para fundar el Bloque Cacique Nutibara. Este se enfrentó con el Bloque Metro, dirigido por Carlos Mauricio García, alias Rodrigo Doblecero, por el control de Medellín. Murillo, quien se encuentra en Estados Unidos pagando una pena de 31 años de prisión por narcotráfico, tendría que afrontar unos 60 años de cárcel en Colombia por sus crímenes.

Jorge 40

Rodrigo Tovar Pupo, más conocido como Jorge 40, se desmovilizó en 2006 junto a mil hombres que hacían parte del Bloque Norte, que operaba en Cesar, Magdalena, La Guajira, Atlántico y Santander. Su computador fue una de las pruebas esenciales para que se destapara el escándalo de la parapolítica en el país, en este tenía almacenado los nombres de los congresistas que pactaron con las autodefensas.

Mientras estuvo en Justicia y Paz, fue expulsado en 2015, alcanzó a reconocer más de 600 crímenes. Tovar incluso llegó a reconocer que tuvo responsabilidad en el asesinato de dos sindicalistas de la multinacional Drummond. Estos fueron tiroteados el 12 de marzo de 2001 en la zona rural de Bosconia, Cesar, pueblo en el que la compañía norteamericana explota yacimientos de carbón.

::Condenan exparamilitar colombiano "Jorge 40" a 16 años y medio de cárcel::

Al igual que los anteriores líderes paramilitares mencionados, fue extraditado en 2008 por el gobierno de Álvaro Uribe. En Estados Unidos, en 2015, una Corte Federal lo condenó a 16 años y medio de prisión por cargos relacionado con el narcotráfico. No obstante, podría salir de prisión en 2020 porque el juez que lo condenó determinó que se le convalidaría el tiempo que estuvo en prisión tanto en Colombia como en Estados Unidos.

***

Además de los casos mencionados, hay casos de narcotraficantes que se colaron en Justicia y Paz y pagaron cortas condenas en Estados Unidos. Luego pidieron asilo u otro mecanismo para poder quedarse y no tener que volver al país para responder por sus deudas ante la justicia: son los casos de Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio, y Mauricio López Cardona, alias Yiyo. Ambos eran narcotraficantes que pasaron como jefes de distintos bloques de las autodefensas. Ellos fueron expulsados de Justicia y Paz y extraditados al país norteamericano. Sin embargo, allí tuvieron condenas de menos de seis años, por lo que actualmente están en territorio estadounidense gozando de su libertad.  

872315

2019-07-23T07:00:00-05:00

article

2019-07-23T16:48:13-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Los exjefes paramilitares extraditados que no han regresado a Colombia

71

9946

10017