Estudiante podría ir a la cárcel por divulgar tesis en una plataforma virtual

Luego de haber colgado a una plataforma web una tesis de maestría, el estudiante Diego Gómez fue denunciado por supuestamente violar los derechos de autor.

Cortesía Fundación Karisma

Hasta ocho años de cárcel podría enfrentar un estudiante colombiano quien en 2011 divulgó una tesis en una plataforma web, violando presuntamente los derechos de autor.

Se trata de Diego Gómez, un colombiano de 26 años que actualmente adelanta una maestría en Estudios de Conservación de Especies en Costa Rica, quien compartió en la plataforma Scribt –un depositario de textos virtual– la tesis del biólogo de la universidad Javeriana Andrés Acosta.

La denuncia fue realizada por Acosta ante la Fiscalía General de la Nación por el delito de Violación a los Derechos Patrimoniales de Autor y Derechos Conexos, luego de que aparentemente Gómez difundiera el documento académico sin el debido permiso de su titular.

Gómez –quien es biólogo de la universidad del Quindío y becado en Costa Rica– sostuvo que divulgó la tesis con el propósito de que pudiera ser consultada masivamente por sus compañeros, teniendo en cuenta las brechas que existen en cuanto al acceso al conocimiento científico a nivel regional.

“Era usual estar compartiendo información por medio de páginas de internet, porque a veces acceder al conocimiento científico es complejo para los estudiantes de universidades regionales. Cuando me avisaron que había sido denunciado por violación de derechos de autor nunca pude saber exactamente por qué era. Supuestamente hay un daño hacia el autor, pero no es por plagio”, explicó el joven el diálogo con Blu Radio.

El biólogo indicó que divulgó la información académica con la debida referencia, sin buscar plagiar, lucrarse o atribuirse su autoría: “cuando publiqué el documento, estaba completo, tiene el autor y todo. Uno sabe que hay que poner el nombre del autor para no violar la ley”, manifestó el joven.

El proceso penal que cursa contra el joven –quien es asesorado por la Fundación Karisma, la cual promueve el buen uso de las tecnologías de la información– se reanudará en septiembre próximo

“Cuando yo me di cuenta del proceso eliminé el documento para no seguir incurriendo en el supuesto delito que estaba cometiendo. Hemos tratado de hablar con el autor, respetando la posición que tenga, pero no hemos alcanzado a llegar a una conciliación”, puntualizó Gómez.

Temas relacionados

 

últimas noticias