Eutanasia, la última voluntad de Tito Livio Caldas, fundador de Legis y Ámbito Jurídico

El jurista decidió ejercer su derecho a una muerte digna, consagrado por la Corte Constitucional.

David Campuzano - Archivo El Espectador

El abogado, politólogo, empresario y pensador Tito Livio Caldas falleció el pasado martes tras librar una batalla contra el cáncer. El fundador de Legis y Ámbito Jurídico, el primer periódico de este tema en el país, fue hasta el último momento fiel a sus convicciones liberales, entre las que figuraron la defensa de las libertades personales como el aborto y la eutanasia.

Dos días después de su fallecimiento se hizo pública una carta en la que el jurista declaró su última voluntad: la eutanasia. En el documento aseguró: “consciente y en pleno uso de mis facultades mentales y, por otra parte feliz y agradecido de haber vivido tan largamente la interesante etapa del mundo actual, rodeado de los que ama y he amado, soy consciente de la larga vida cumplida y del derecho que me asiste de elegir, sobre todo a mis 94 años, de la condiciones en que deseo que mi vida culmine, libre de dolor, de indignidad, en mi casa y rodeado de los míos”.

“Así lo he decidido, con mi libre voluntad, en pleno uso de mis facultades mentales y conocimiento pleno de lo concerniente a la eutanasia como derecho autónomo humano fundamental”, continuó exponiendo el abogado.

El empresario, quien elogió la decisión de la Corte Constitucional de despenalizar la eutanasia en Colombia, también afirmó que “si por algún motivo ajeno a mi decisión no se puede cumplir mi voluntad, expresamente me rehúso a que se den cuidados a mi acuerdo en estado vegetativo o se mantengan indefinidamente mis funciones vitales por medios artificiales”.

Tito Livio fue merecedor de condecoraciones otorgadas por el Gobierno y el Congreso de la República, como la Orden de Boyacá, el Libro de Plata (que distingue la vida y obra de un editor), y la Orden del Congreso en el Grado de Gran Caballero.

Temas relacionados