Exalcalde de Ibagué habría recibido coimas por $2.150 millones: Fiscalía

La Fiscalía aseguró que Luis Hernando Rodríguez Ramírez exigió dineros a contratistas para que fueran escogidos para adelantar los trabajos de remodelación del Estadio Manuel Murillo Toro.

Luis Hernando Rodríguez Ramírez, alcalde de Ibagué entre 2012 y 2015, fue destituido por el Ministerio Público.Archivo particular.

La Fiscalía encontró nuevas irregularidades en el contrato para la realización de los estudios y diseños de obras en el Estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué (Tolima). De acuerdo con la investigación, entre los años 2013 y 2014, el exalcalde de Ibagué, Luis Hernando Rodríguez Ramírez se habría interesado -a favor suyo y de terceros- en la adjudicación del proyecto que ascendía a $811 millones.  (Lea: A la cárcel exalcalde de Ibagué por desfalco en Juegos Nacionales).

Los investigadores establecieron que se presentaron cotizaciones para la construcción de la cubierta del estadio Manuel Murillo Toro por un costo superior al del mercado, “el acuerdo era que la diferencia en el valor fuera dividida entre terceros y el entonces alcalde, quien, presuntamente, exigió el 15% del valor total del contrato”.

El exalcalde habría recibido una coima que ascendía a $2.150 millones. “Como ordenador del gasto, habría direccionado al consultor para que usara diseños elaborados con anterioridad por un arquitecto con el que, supuestamente, fue acordado un pago. Finalmente, la obra no se realizó por razones técnicas y presupuestales”, señaló en un comunicado la Fiscalía.

Luis H. Rodríguez Ramírez fue capturado por delitos contra la administración pública y enviado a la cárcel de El Espinal (Tolima), el 11 de noviembre de 2017. El exalcalde, sostiene el ente investigativo, “es señalado de auspiciar la firma del contrato 074 del 11 de marzo de 2015, en el que fueron acordados los estudios, diseños, adecuación y construcción de la Unidad Deportiva La 42 en Ibagué. El contrato, que ascendió a $37.299.884.006, estaba previsto para levantar distintos escenarios deportivos en un lote de 33 hectáreas, en el que dos años y medio después solo hay tierra y un par de estructuras metálicas, como lo ha constatado la Fiscalía en sus inspecciones”. (También puede leer: Acusan al alcalde de Ibagué de comprar lujosa casa con recursos de los Juegos Nacionales).

Rodríguez, elegido en 2011 con más de 78.000 votos, también fue destituido por 18 años por la Procuraduría. El Ministerio Público determinó que el entonces funcionario no realizó control ni vigilancia de las obras en construcción, remodelación y adecuación de los distintos coliseos donde se generarían las justas deportivas, lo que ocasionó que las sedes quedaran inconclusas y en condiciones que no resultaban adecuadas, útiles y aprovechables.

“Esa actuación de Rodríguez Ramírez ocasionó un detrimento al municipio y a la comunidad, que a la fecha no cuentan con escenarios deportivos para la práctica de deportes, comportamiento con el que violó el principio de responsabilidad”, explicó el organismo de control.