Exalcalde de Ibagué, implicado en procesos fiscales por desfalco de los Juegos Nacionales

La Contraloría General asumió las investigaciones por el multimillonario desfalco luego de que un grupo de la sociedad civil hiciera la solicitud.

En octubre de 2016 la Contraloría General estableció hallazgos fiscales por más de $66.000 millones.Archivo

La Contraloría General abrió once procesos de responsabilidad fiscal por $60.153 millones. Esta cifra de recursos públicos habría desaparecido en la ejecución de los contratos de diseño y obra de los  Juegos Deportivos Nacionales 2015, realizado en Ibagué (Tolima). El funcionario más comprometido es el exalcalde de Ibagué, Luis H. Rodríguez, quien aparece implicado en siete de los 11 procesos abiertos por la Contraloría General.

Este es el primer ente de control que vincula oficialmente al exmandatario en las investigaciones por el multimillonario desfalco de los Juegos Nacionales. La Contraloría General asumió, de manera excepcional, el trámite y apertura de los procesos fiscales derivados de los hallazgos sobre el manejo de los recursos por más de $22 mil millones Estos correspondían a recursos municipales ($14.004 millones) y departamentales ($8.684 millones).

Aunque la vigilancia de tales recursos correspondía a las respectivas contralorías municipales de Ibagué y departamental del Tolima, en atención a la solicitud de control excepcional, presentada por la veeduría ciudadana nacional de vigilancia a los XX Juegos Nacionales y IV Juegos Paranacionales 2015-2018, el contralor general, Edgardo Maya Villazón, admitió la petición, asumiendo la Contraloría General el control sobre estos recursos.

La Contraloría Departamental del Tolima y la Contraloría Municipal de Ibagué fueron notificadas de tal decisión, a fin de que se abstuvieran de seguir conociendo lo relacionado con los temas que abarca este control excepcional. La veeduría del control excepcional justificó su petición en las dudas que le generaba la imparcialidad del órgano de control territorial, argumentando que, a pesar que los hallazgos fueron detectados en su totalidad por la Contraloría General y trasladados a las contralorías territoriales, no se conoció del ejercicio de control fiscal que hubiesen efectuado éstas últimas, y tampoco se evidenciaba que se hubiera proferido algún pronunciamiento de carácter fiscal.

El desfalco de los Juegos Nacionales

En octubre de 2016 la Contraloría General estableció hallazgos fiscales por más de $66.000 millones por cuenta de las “graves irregularidades” que encontró en la ejecución de los contratos de diseño y de obra de los XX Juegos Deportivos Nacionales 2015. Las justas tuvieron como sede Tolima y particularmente la ciudad de Ibagué. Allí se encuentran $62.899 millones de los hallazgos y las obras quedaron inconclusas y abandonadas.

El contralor general, Edgardo Maya, en su momento aseguro que “dio traslado de estos hallazgos, para las respectivas actuaciones penal y disciplinaria, al fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, y la procuradora general de la Nación (e), Martha Isabel Castañeda, y en un monto de más $13.000 millones, por ser de su competencia, a la Contraloría Municipal de Ibagué y a la Contraloría Departamental del Tolima”.

En  una auditoría a Coldeportes, con vigencia 2015, en lo relacionado a los XX Juegos Deportivos Nacionales y IV Paranacionales, se determinaron 12 hallazgos fiscales por un total de $48.697 millones, de los cuales $45.238 millones corresponden al municipio de Ibagué y los restantes $3.459 millones, a los otros municipios del Tolima que fueron subsedes.