Excomandante de Policía de Antioquia no acepta cargos por homicidio de menor

La investigación del caso arrojó que el proyectil que recuperaron del cuerpo del menor, coincidía con el arma que estaba registrada a nombre del coronel Chavarro.

La Fiscalía General de la Nación le imputó cargos por el homicidio del joven Juan David Guardo Martínez de 17 años, al excomandante de Policía de Antioquia, y tercero al mando de la Seguridad Ciudadana en Bogotá, el coronel Gustavo Chavarro Romero. El menor falleció víctima de un disparo con arma prohibida el pasado 27 de febrero de 2011, en la localidad de Suba, al noroccidente de Bogotá.

La Fiscal del caso imputó los delitos de homicidio simple de carácter doloso en calidad de autor en concurso con porte ilegal de armas de fuego agravado y ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio; pero Chavarro no aceptó los cargos y afirmó en el juicio que era inocente.

Este es un caso en el que, de acuerdo con la Fiscalía, se deben aplicar todos los agravantes. Esto debido a que el proyectil que acabó con la vida de Juan David, era una bala 9mm, con punta hueca, y que está prohibida para uso y venta en todo el territorio nacional, puesto que está en contravía de las disposiciones internacionales.

Según la Fiscal, este “es denominado como un proyectil tipo dum dum, con característica explosiva, provocando heridas internas que afectan los riñones, cuerpo vertebral facturado, sistema gástrico y el corazón”.

Según la narración de lo que sucedió el día de la muerte del menor, él caminaba por la Avenida Ciudad de Cali con 127, en la localidad de Suba en Bogotá. Posteriormente, fue a auxiliar a un joven que gritaba porque estaba siendo víctima de robo. De inmediato una camioneta se detuvo en seco en el lugar y quien la ocupaba disparó contra Juan David, quien falleció horas después en un centro asistencial producto de las graves heridas ocasionadas por los disparos.

La investigación arrojó que el proyectil que recuperaron del cuerpo del menor fallecido coincidía con el arma 9 mm que estaba registrada a nombre del coronel Chavarro, según el Ministerio de Defensa.

Así mismo, la Fiscal del caso narró que el arma tenía permiso de porte vencido desde el 12 de enero de 2009; es decir, casi dos años antes de la fecha del deceso del menor. Además, al joven le fue relacionada un arma con el fin de desviar la investigación.