Exconcejal Salamanca se declaró inocente por el "carrusel de la contratación"

La Fiscalía General le imputó el delito de cohecho propio por recibir 500 millones de pesos para no hacer un debate de control político al contrato para el servicio de ambulancias en Bogotá.

Ante la pregunta de la jueza 72 de garantías el exconcejal de Bogotá, Jorge Ernesto Salamanca, se declaró inocente del delito de cohecho propio por su presunta responsabilidad en el escándalo del carrusel de la contratación en la capital de la República.

El excabildante liberal habría recibido 500 millones de pesos por parte de un grupo de contratistas para no hacer el debate de control político en el Concejo de Bogotá para el nulo millonario contrato del servicio de ambulancias del distrito en 2009.

En cuatro entregas el exconcejal había recibido dicha suma de dinero. La primera de ellas fue en el club de ingenieros (150 millones), el otro fue hecho por medio de un amigo del exsecretario de salud Héctor Zambrano (100 millones), en el club de tenis (150 millones) y en el apartamento del exconcejal Hipólito Moreno (100 millones).

El exconcejal distrital estaría bucando firmar un preacuerdo o un principio de oportunidad en este caso. En este caso la Fiscalía se abstuvo de solicitar medida de aseguramiento en contra del excabildante al cosndierar que no se cumplen los requisitos para la misma.

“Se encontró que no se presentaban los requisitos de la medida de aseguramiento puesto que no es concejal de Bogotá, no representa un peligro para la administración pública, fue separado de las funciones de la administración ha comparecido siempre que se le ha citado y ha estado presto a los requerimientos”, explicó el fiscal del caso.

En este proceso serán testigos el exsecretario de Salud, Héctor Zambrano; el expresidente del Concejo, Hipólito Moreno; el contratista Emilio Tapia; el abogado Federico Gaviria. Todos ellos ya fueron condenados por estos actos de corrupción administrativa tras aceptar sus cargos.