La audiencia continúa a esta hora en el complejo judicial de Paloquemao

Exdirectivo de Santa Fe se declaró culpable por lavado de activos

Jaime Tello Rondón aceptó cargos por lavado de activos, enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir y contrabando, imputados por la Fiscalía en la tarde de este viernes en la audiencia realizada en el complejo judicial de Paloquemao.

Jaime Tello durante un receso de su audiencia este 5 de mayo. Sus allegados quisieron evitar a los reporteros.Cristian Garavito

Jaime Tello Rondón, quien se desempeñó como directivo del club deportivo Independiente Santa Fe, aceptó cargos por lavado de activos, enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir y contrabando, imputados por la Fiscalía ante el Juzgado 40 Penal de Garantías. Las autoridades lo buscaban por ser uno de los supuestos cerebros de una operación de lavado de activos y contrabando que habría realizado operaciones ilegales entre 2012 y 2016.

La Fiscalía señaló a Tello Rondón de ser el ‘cerebro’ detrás de una red de lavado de activos y contrabando en el país, al ingresar mercancía a través de empresas fachada, generando movimientos de hasta $130.000 millones. “Se realizaron maniobras para blanquear esas grandes cantidades de dinero obtenidas de la actividad de contrabando, que se constituye en un incremento patrimonial injustificado”, dice uno de los apartes de la investigación.

La organización de Tello Rondón, quien al momento de ser vinculado al caso era integrante de la junta directiva del equipo cardenal, incurría en una serie de anomalías al falsificar documentos que presentaban ante las autoridades aduaneras. Se trataba de facturas de venta a nombre de proveedores inexistentes en Estados Unidos, generando así, certificaciones americanas de mercancia procedente de China. 

La captura de Tello Rondón se suma a las 19 detenciones que el pasado 3 de marzo las autoridades realizaron en varias partes del país a personas que, supuestamente, también estarían vinculados a la estructura de contrabando y lavado de activos. “A través de análisis contables realizados a los capturados y a las empresas empleadas en los procesos, realizaban movimientos financieros de grandes cantidades de dinero destinados hacía cuentas de Panamá”, expresa uno de los apartes de la investigación que adelantó la Policía.