Exfiscal Luis Camilo Osorio asegura que "testigos falsos" lo quieren vincular con paramilitares

El exjefe del ente investigador aseguró que un grupo de jefes paramilitares recibieron la calidad de voceros durante el proceso de paz.

El exfiscal General, Luis Camilo Osorio Isaza le manifestó a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que ha sido víctima de “falsos testigos” que lo han acusado de tener vínculos con grupos paramilitares. En su intervención el exjefe del ente investigador aseguró que debido a estas declaraciones existen 24 procesos en su contra en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

Para el exfiscal General la mayoría de los señalamientos que se han hecho en su contra provienen de un grupo de personas que se encuentran en prisión, y que a cambio de beneficios jurídicos han faltado a la verdad. “Es una circunstancia muy particular, son testigos falsos de toda falsedad”, aseguró Osorio Isaza.

Estas declaraciones se dieron en el marco del proceso que se adelanta contra el exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, de quien el exfiscal aseguró que nunca tuvo vínculos con grupos paramilitares. "Siempre ha actuado bajo la ley y su carrera política es intachable", señaló Osorio quien calificó al procesado como “el mejor alcalde que ha tenido Medellín.

“Lo conocía como un hombre de bien, no pertenezco a su organización política, fue un excelente alcalde, luego repitió una excelente gerencia en la Gobernación. Fue un legislador que se destacó. Tuvo los más altos reconocimientos llegando a la presidencia del Senado. Luego llegó a la embajada de la OEA”, reseñó el testigo.

En su declaración, bajo la gravedad de juramento, el testigo narró la forma en cómo se adelantó el proceso de desmovilización con los paramilitares durante los gobiernos de Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, así como la planeación y puesta en marcha de la Ley de Justicia y Paz.

Para lograr acercamientos el Gobierno les dio la calidad de voceros a los comandantes paramilitares Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez’; Salvatore Mancuso Gómez; Rodrigo Pérez Álzate, alias ‘Julián Bolívar’; y Everth Veloza, alias ‘HH’. Hecho por el cual se suspendieron las ordenes de captura.

A los voceros se les daba unos espacios y zonas específicas para realizar su labor en el desarrollo de las negociaciones. Aclaró además que desconoció los trámites que se realizaron en el Congreso de la República para la aprobación de la Ley de Justicia y Paz.

“Se realizaron acercamientos y acuerdos. Las leyes fijaban las reglas de juego dirigidas a las dejación de armas, cesar las acciones contra la población civil, extorsión, amedrentamiento, poner fin a las actividades ilegales”, precisó el testigo quien aseguró que existió participación de congresista en estos acercamientos para llegar a un buen término dicho proceso.

“El daño del paramilitarismo en Colombia es tan grave, tan dañino como las propias fuerzas subversivas que delinquieron en Colombia. Cometieron toda clase de atrocidades, suplantaron a las autoridades, usurparon territorio”, explicó el exfiscal General al calificar de “inviable” el hecho que un congresista apoyara este tipo de actividades.

“A nadie se le ocurre penar que el paramilitarismo como un prospecto político”. En su explicación comparó dicho proceso con el que se adelanta actualmente con la guerrilla de las Farc en La Habana (Cuba), asegurando que existe una participación de dirigentes políticos para participar en dichas negociaciones.

“Si vamos a ver por qué unos congresistas viajan a La Habana, por qué un notario habla con la guerrilla. Eso está dentro de los elementos que están consignados en la misma legislación que rigió en el pasado. Si van congresistas al Caguán, o unos empresarios o van unas personas que están dentro de ese mismo paquete que no es el mismo de los voceros que van a firmar los acuerdos”, señaló Osorio Isaza.