Exgerente del Incoder no aceptó cargos por irregularidades en AIS

Habría firmado, de manera irregular, contratos por 10 mil millones de pesos.

Ante la juez quinta de garantías, el exgerente del Incoder Rodolfo Campo Soto se declaró inocente del delito de celebración indebida de contratos imputado por la Fiscalía dentro del proceso que se le adelanta por el llamado escándalo de Agro Ingreso Seguro.

Según la Fiscalía, Campo Soto habría firmado contratos por un valor de 10 mil millones de pesos en los programas de ciencia y tecnología en subsidios de riego y drenaje del polémico programa.

Durante la diligencia judicial, el fiscal anticorrupción señaló que el exfuncionario contrató de manera directa “violando los principios de transparencia y convencería que exige la ley”.

“El doctor Campo Soto incumplió los elementos legales que se exigen para los convenios de la contratación y del presupuesto”, precisó el fiscal del caso.

En las próximas horas, la Fiscalía solicitará medida de aseguramiento contra Campo Soto.

Por estos hechos, el 11 de julio de 2011 la Procuraduría General lo destituyó e inhabilitó por 13 años para ejercer cargos públicos.

Otros imputados

Julio Cesar Daza, Julián Gómez, Daniel Montoya y Jairo Cano, también implicados en el escándalo, no se hicieron presentes a la audiencia, hecho por el cual la Fiscalía emitió un ultimátum para que asistan a la diligencia reprogramada para el próximo 21 de marzo.

De no presentarse ninguno de los cuatro implicados, se le solicitará al juez de garantías que sean procesados como personas ausentes, toda vez que desde el 8 de abril de 2011 no se les ha logrado imputar cargos por diferentes peticiones de aplazamiento por parte de la defensa. 

Temas relacionados