'Existe material probatorio contundente contra general Patiño por caso grafitero'

Así lo manifestó el padre del joven grafitero Diego Felipe Becerra haciendo referencia al hecho de que existen pruebas para que el oficial sea llamado a una imputación de cargos.

Gustavo Trejos, padre del joven Diego Felipe Becerra Lizarazo, manifestó que la Fiscalía General tiene elementos materiales probatorios suficientes para vincular oficialmente al general Francisco Patiño por su participación y conocimiento en el encubrimiento de los hechos que rodearon la manipulación y alteración del lugar donde el grafitero recibió un disparo mortal por parte de un patrullero de la Policía Metropolitana el 19 de agosto de 2011.

Pese a que esperaban a que se fijara la audiencia para junio en los últimos días se cambió al fiscal que adelantaba la investigación contra el oficial. “Tenemos que esperar que conozca el nuevo proceso y estudie las pruebas para la imputación de cargos al general Patiño”, lo que podría demorarse otros dos meses.

Sin embargo Trejos está confiado en que este cambio no afectara en nada la investigación puesto que las pruebas son claras y fehacientes cuando vinculan al general de la Policía de conocer todos los detalles que rodearon la ubicación de un arma en la escena del crimen así como la relación con el conductor del bus quien acusó a Becerra Lizarazo de haber protagonizado un asalto armado al vehículo de servicio público.

“Ya sabemos que la reunión que sostuvo el general en el barrio 20 de julio no duró cinco minutos sino dos horas. Adicionalmente el conductor fue invitado a la estación sexta a un almuerzo con oficiales. Después lo invitaron desayunar y hacer un recorrido, un trato muy especial para un testigo de los altos mandos de la Policía”, explicó Trejos.

En este sentido aseguró que todas estas pruebas documentales y testimoniales están dirigidas a demostrar que los miembros de la Policía tuvieron una participación activa para “encubrir el homicidio” del joven de 16 años. Para esto se ordenó conseguir un arma de fuego y ubicarla en el lugar con el fin de afectar el curso de la investigación y acusar a Becerra Lizarazo de pertenecer a una banda dedicada al hurto.

“Esto es un concierto para delinquir post al asesinato en el cual la Policía Nacional actuó como un ente institucional para encubrir el asesinato de Diego Felipe y hay muchas personas involucradas. En la escena del crimen hicieron presencia 42 personas, de las cuales están totalmente identificadas 26 y de estás hay 21 comprometidas manipuladas con la alteración de los elementos materiales probatorios. Hay otras nueve señaladas de participar en la búsqueda de testigos falsos para cuadrar la fecha del presunto atraco”, precisó.

Además Trejos llamó la atención sobre el hecho de que han pasado 18 meses y hasta el momento no se ha podido realizar la audiencia preparatoria en contra del patrullero Alarcón por el delito de homicidio agravado. Esto debido a las maniobras dilatorias en las que ha incurrido la defensa del uniformado para impedir la realización de esta audiencia en ocho oportunidades.

En la diligencia que se tenía programada este jueves el procesado manifestó que deseaba contar su abogado de confianza quien no se hizo presente a la sala. Después de dos intentos con defensores de oficio el patrullero aseguró que no iba a responder la pregunta sobre si aceptaba o no los cargos por los que fue acusado sin la asesoría de su abogado, Jaime Gutiérrez Carrillo.

“Estamos viendo un grupo de altos oficiales de la policía corruptos que obraron de una manera desmedida para encubrir este asesinato. Lo que esperamos es que todos los implicados se presenten ante la justicia y sean destituidos por la Procuraduría General de la Nación o por la misma Policía”, explicó.