Existe una "presión inaudita" del Gobierno para que se avale el plebiscito por la paz: Procurador

El jefe del Ministerio Público aseguró que señalar a los que cuestionan el proceso como enemigos de la paz es “violencia institucional de naturaleza moral”.

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que en reiteradas oportunidades ha advertido frente a una presión por parte del Gobierno para que se apruebe en la Corte Constitucional para que se apruebe el plebiscito por la paz.

Indicó que hasta el momento el alto tribunal no ha tomado una decisión de fondo hecho por el cual la presión que se ha presentado se puede calificar como “una interferencia indebida y una presión para pretender crearle a la Corte hechos cumplidos”.

Por estos hechos aseguró que no tiene ningún tipo de antecedentes la actitud del Gobierno frente a este tema. “El presidente puede participar en política, el vicepresidente, los ministros, los gobernadores también, y de hecho lo están haciendo”.

“Lo que sí es preocupante es que los recursos públicos se pongan al servicio de una de las tres opciones que puede existir en el plebiscito. El SI, el NO, o la abstención. Si se quisiera ser transparente, debería entrar la ley de garantías porque ello prohíbe entre otras cosas los contratos interadministrativos”, indicó.

Sin embargo, aclaró, que lo que se está presentando actual es algo muy diferente puesto que además de las presiones se ha querido estigmatizar a los objetores de los acuerdos firmados en La Habana (Cuba) es además de escandaloso es “una violencia institucional de carácter moral promovida por el Ejecutivo en cabeza del presidente”.

“Eso no es un proceso de paz, y allí no se va a pactar la tan anhelada paz de todos los colombianos, esto es un acuerdo entre el Presidente y las Farc, entre dos elites, esto no es un proceso de paz”, precisó el Procurador General al señalar que esto no se puede calificar como un "proceso de paz" sino un acuerdo.