Exjefes 'paras' controvierten a 'Macaco'

Paramilitares aseguran que se mantendrán en la legalidad y que apoyan los diálogos entre el Gobierno y las Farc en Cuba.

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Luis Eduardo Cifuentes, alias 'El Águila', Ramón Isaza, alias 'El Viejo', Manuel de Jesús Pirabán, alias 'Jorge Pirata' , Iván Roberto Duque, alias 'Ernesto Báez'; Edwar Cobos Téllez, alias 'Diego Vecino'; y Rodrigo Pérez Alzate, alias 'Julián Bolívar'.

En una carta dirigida al alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, seis importantes excomandantes paramilitares refutaron las afirmaciones de Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, quien en una misiva dada a conocer la semana pasada por el portal Confidencial Colombia anunció un posible rearme de las autodefensas en caso de que el Gobierno le conceda a las guerrillas más beneficios políticos y jurídicos de los que se otorgaron a los ‘paras’ en el marco de la Ley de Justicia y Paz.

En representación de los desmovilizados, alias Ernesto Báez, Diego Vecino, Julián Bolívar, El Águila, Jorge Pirata y Ramón Isaza le dijeron a los negociadores de paz en Cuba que, en relación a las afirmaciones de Macaco, “reiteramos nuestro propósito de acompañar los esfuerzos del Gobierno y la nación colombiana en pro de los intereses superiores de la paz y la reconciliación”. Además, aseguraron, “actuamos hoy y hacia el futuro con sujeción estricta a los lineamientos de la institucionalidad, la democracia y el derecho”, por lo que no es cierto que tengan previsto retomar las armas.

Respecto a la petición de Macaco de que se “reconstruyera” la Ley de Justicia y Paz, pues según él “no logró convertirse en un verdadero proceso de paz y reconciliación”, los seis excomandantes paramilitares se limitaron a pedir que “las inconsistencias, omisiones, improvisaciones, vacíos e incumplimientos que acusó el proceso de negociación con las Autodefensas Campesinas y el Gobierno” de Álvaro Uribe se conviertan en un referente para los negociadores en La Habana. Igualmente sugirieron que se conforme una comisión de verdad integrada por las guerrillas, los ‘exparas’ y el Estado con el fin de contribuir a “la reconstrucción fidedigna de la memoria histórica que reclaman las víctimas y el país”.

El cruce de declaraciones entre quienes fueron los hombres más poderosos de las autodefensas se suma a la avalancha de suspicacias que ha generado la inminente salida de 1.147 ‘exparas’ de las cárceles colombianas. En un comunicado fechado el pasado 24 de julio, estos exjefes de las Auc también desmintieron las informaciones publicadas por el diario El Colombiano, según las cuales los desmovilizados estarían gestionando la creación de un partido político llamado Alianza de la Unidad Colombiana por la Paz, Aucpaz.