Expresidente de InterBolsa aceptó su responsabilidad en dos delitos

Rodrigo Jaramillo pidió perdón por no frenar las operaciones de la comisionista de bolsa cuando surgió el escándalo.

Rodrigo JaramilloArchivo El Espectador

Ante la pregunta de la jueza 64 de garantías, el expresidente de la firma comisionista InterBolsa S.A., Rodrigo Jaramillo Correa aceptó su responsabilidad en dos de los cuatro delitos imputados por la Fiscalía General.

Jaramillo Correa reconoció su participación en los delitos de manipulación fraudulenta de especie y administración desleal (en dos de los casos presentados por el ente investigador) durante la audiencia por el descalabro económico y financiero de la considera mayor comisionista de bolsa del país.

En el caso del préstamo al banco BBVA -el cual fue la piedra angular de este escándalo- el imputado manifestó que no tenía conocimiento sobre estos hechos ya que no hacía parte de sus funciones.

Sin embargo, el expresidente de la firma comisionista no aceptó su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir y operaciones no autorizadas.

"Yo no fui el gestor de este escándalo pero pido perdón por no tener a entereza de frenar las operaciones cuando se desbordó", señaló Jaramillo ante la juez de garantías.

Por su parte el inversionista italiano Alessandro Corridori se declaró inocente de los tres delitos imputados por la Fiscalía General.

Frente al cargo de concierto para delinquir, Corridori aseguró que "no me concerté con los directivos de InterBolsa y mucho menos con los inversionsitas".

Sobre la manipulación fraudulenta de especie el otrora máximo accionista de la empresa Fabricato aseguró que siempre ha manejado sus actividades "bajo los reglamentos de la ley y el mercado financiero en mis actividades".

"No aceptó porque los cupos de repos otorgados a mi nombre y la empresa que gerenciaba según los estados financierons esos cupos sí podían recibir dichos cupos por la firma comisionista", precisó Corridori haciendo referencia al cargo de administración desleal.

En el marco de la audiencia la jueza desmintió la información entregada por un medio de comunicación en el que se le señaló de tener un vínculo afectivo y de amistad con los abogados defensores y los imputados.

Temas relacionados