Exsecretario de Minagricultura negó ser una amenaza para la sociedad