Exsocio de Pablo Escobar fue capturado porque habría reincidido en narcotráfico

Noticias destacadas de Judicial

Según las autoridades, alias Techo de Paja o Jorge Roca era el líder de una organización que se dedicaba a enviar grandes cargamentos de droga hacia Estados Unidos. Este ciudadano boliviano era considerado un capo del narcotráfico en en su país y para la década de los 80 fue uno de los principales socios del cartel de Medellín.

La Dirección Antinarcóticos y la Agencia Antidrogas D.E.A., en cooperación con autoridades de Perú lograron la captura de seis presuntos miembros de una organización internacional dedicada a mover grandes cargamentos de cocaína desde Bolivia y Perú, hacia Estados Unidos. Entre los capturados está Jorge Roca Suárez, alias Techo Paja o Jorge Roca, un reconocido narcotraficante boliviano que, para la época de los años 80, se convirtió en uno de los principales socios del cartel de Medellín y amigo de Pablo Escobar.

Las capturas se hicieron efectivas durante la operación denominada “Andes” la cual se realizó de forma simultánea en las ciudades de Bogotá (Colombia) y Lima (Perú). Además de “Techo Paja”, las autoridades capturaron a Roberto Moisés Banzer, Jheyson Montaño Fernández, Omar Rojas Echeverría, Cesar Omar Cuéllar Pérez (todos ellos de nacionalidad boliviana) y Rómulo Ramírez Rodríguez (de nacionalidad peruana). La labor de estas personas, según la investigación, era sacar cocaína de Perú y Bolivia, en aeronaves de alta gama que salían desde pistas clandestinas en el norte de Bolivia.

El cargamento viajaba hacia Centroamérica, con destino final en Estados Unidos. Para lograr el objetivo, utilizaban a funcionarios oficiales que facilitaban el ingreso y la salida de dichas aeronaves. La investigación de las autoridades apunta a que los capturados trabajaban de manera articulada y cada uno tenía una función dentro de la organización. “Jorge Roca” o “Techo de Paja” era reconocido como el líder y presunto responsable del envió de grandes cargamento de drogas a los Estados Unidos, además era considerado uno de los mayores narcotraficantes de Bolivia y para la década de los 80′s fue uno de los principales socios del cartel de Medellín liderado por Pablo Escobar.

“Techo de Paja” pagó una condena de más de 27 años en los Estados Unidos desde el 13 de diciembre de 1990, por el delito de narcotráfico. En abril de 2018, después de haber terminado su condena en EE. UU., fue recluido en el penal de San Pedro de La Paz, en Bolivia, para purgar una condena de 15 años de cárcel por narcotráfico. Sin embargo, luego de dos semanas de estar en el penal de San Pedro, solicitó permiso para recibir atención médica en un centro de salud y se fugó. Las autoridades de los Estados Unidos y la Policía Nacional de Perú y Colombia le siguieron el rastro hasta que el pasado 9 de marzo, lo capturaron en Lima, Perú.

De Omar Rojas Echeverría se conoce que trabajó para la Policía Nacional de Bolivia hasta el grado de mayor. Gracias a esa labor, obtuvo contactos para facilitar el ingreso de aeronaves a pistas clandestinas en el departamento de Beni (Bolivia) donde eran cargadas con cocaína y se encargaba de coordinar los envíos de droga con narcotraficantes peruanos y carteles mexicanos. Roberto Moisés Banzer lideraba el abastecimiento de droga con laboratorios en Bolivia y Perú, que tenían la capacidad de producir más de 10 toneladas semanales y estaban ubicados en el norte de Bolivia, frontera con Brasil y Perú, puntos estratégicos que facilitaban el envío de la droga.

Jheyson Montaño, Cesar Omar Cuéllar y Rómulo Ramírez tenían funciones logísticas en el envío de los cargamentos de cocaína. Estas personas, que eran pedidas en extradición por las autoridades estadounidenses, fueron presentadas ante ese país por delitos de tráfico ilícito de drogas y tráfico de armas de fuego.

Comparte en redes: