Exsubdirector del DAS reiteró que es inocente por el crimen de Jaime Garzón

El exsubdirector del DAS manifestó que alias ‘Don Berna’ le ha mentido a las autoridades judiciales.

El exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez reiteró que es inocente de las acusaciones hechas por su presunta participación y responsabilidad en los hechos que rodearon el crimen del periodista y humorista Jaime Garzón Forero registrado el 13 de agosto de 1999.

A la salida de la diligencia judicial, Narváez manifestó que tiene todo para contrainterrogar a los últimos testigos y presentar las pruebas en sus alegatos de conclusión que demuestran que no tuvo participación en los hechos materia de investigación.

Narváez aseguró que el excomandante paramilitar Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’ le ha faltado a la verdad a la justicia cuando lo acusó de tener conocimiento en la planeación y ejecución del crimen ordenado por el entonces máximo comandante paramilitar Carlos Castaño Gil. “Confío en la justicia, yo creo en Dios”.

Este martes, después de muchos intentos, el juzgado séptimo de Bogotá desistió de contar con el testimonio del extraditado jefe paramilitar quien se encuentra privado de su libertad en una cárcel de Estados Unidos. Después de muchas horas de espera ‘Don Berna’ manifestó por medio de un vocero del Departamento de Justicia de los Estados Unidos que no estaba preparado para rendir declaración en el juicio.

El despacho judicial fijó para el próximo 5 y 6 de agosto la continuidad del juicio contra Narváez. Se espera que en dichas diligencias recibir el testimonio, vía teleconferencia, de los excomandantes paramilitares Evér Velosa, alias ‘HH’ y Jorge Tobar Pupo, alias ‘Jorge 40’. De no poderse realizar se citará inmediatamente para que se hagan los alegatos de conclusión por parte de los sujetos procesales.

Narváez fue señalado por haber presionado a Carlos Castaño Gil para que ordenara el asesinato del periodista al manifestarle que tenía nexos con la guerrilla del ELN. Esto debido a su cercanía con el jefe paramilitar y a las instrucciones contra el comunismo que les impartía a los miembros de ese grupo armado ilegal.

El exfuncionario, quien se encuentra privado de la libertad, enfrenta procesos relacionados con las denominadas ‘chuzadas del DAS’, el secuestro de la exsenadora liberal, Piedad Córdoba y el crimen del congresista de la Unión Patriótica (UP) Manuel Cepeda Vargas.