Extinción de dominio a casa del general (r) Jorge Romero, acusado por corrupción

Noticias destacadas de Judicial

Agentes de la Dirección de Extinción de Dominio de la Fiscalía embargaron una vivienda avaluada en $1.000 millones que pertenece al general (r) Jorge Horacio Romero, la cual habría sido adquirida, supuestamente, a cambio de recibir sobornos por adjudicar contratos.

La investigación que actualmente enfrenta el general (r) Jorge Horacio Romero, excomandante de la Cuarta Brigada del Ejército, por presuntas irregularidades en contratación, sigue su curso en la Fiscalía. el organismo acaba de confirmar que le embargó una casa avaluada en $1.000 millones, ubicada en un condominio de Cali (Valle del Cauca).

En contexto: Por vencimiento de términos, Tribunal ordena libertad de general (r) Jorge Romero.

“Los supuestos hechos de corrupción que se le atribuyen al exoficial ocurrieron entre 2016 y 2017, mientras se desempeñó como comandante de la citada unidad. Las investigaciones dan cuenta de que habría recibido dádivas por la adjudicación de varios contratos o convenios para cubrir diversas necesidades de las instalaciones o mantenimiento de los vehículos militares”, agregó la Fiscalía.

La vivienda ya se encuentra bajo custodia de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), la cual es una entidad del Gobierno, adscrita al ministerio de Hacienda, que se encarga de administrar los bienes ocupados bajo extinción de dominio. La casa del general (r) Romero entrará a las investigaciones mientras sigue en curso ante la Corte Suprema de Justicia el juicio al que fue llamado por supuestas irregularidades en 26 contratos de unidades militares en 2019.

El investigado fue comandante de la Séptima y Cuarta Brigada del Ejército, en Villavicencio y Medellín respectivamente, luego de haber sido ascendido a general en 2014. En agosto de 2019, semanas después de haber sido llamado a calificar servicios, fue capturado y enviado preventivamente a prisión por supuestas irregularidades de contratación en la Cuarta Brigada. Luego, el 22 de noviembre de 2019, fue llamado a juicio ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia.

¿Cuáles son los delitos en los que habría incurrido el excomandante del Ejército? Según la Fiscalía son cohecho propio, peculado por aprobación, concierto para delinquir agravado e interés indebido en la celebración de contratos. De acuerdo con las investigaciones, Romero supuestamente se apropió de dineros del Estado ajustando los contratos al perfil de proponente favorecido. Habría actuado en compañía del mayor Edwin Eduardo Carrillo, el teniente coronel Harold Felipe Páez y la asesora jurídica Angélica María Oviedo.

Antecedentes: Capturado el general (r) Jorge Romero, investigado por corrupción.

“El general Romero Pinzón valiéndose de su cargo de comandante de Brigada ordenó a sus subalternos adjudicar contratos a aquellos contratistas que le generaban beneficios económicos”, explicó la Fiscalía en el escrito de acusación. El alto oficial (r) habría favorecido a empresas que se encargan del mantenimiento de motos y vehículos, así como de servicios de alimentación. Los contratos iban desde los $6 millones hasta los $104 millones, asegura el ente investigador.

El pasado 8 de enero, el Tribunal Superior de Bogotá ordenó la libertad del excomandante, pues se vencieron los términos dentro de los cuales la Fiscalía debía iniciar la audiencia de juicio oral, luego de haberlo acusado ante la Corte Suprema. El magistrado Alberto Poveda concluyó que ya habían pasado más de 240 días que el ente investigador tenía como máximo para realizar el trámite, situación que no ha sido solucionada hasta hoy.

Así lo confirmó el magistrado Poveda: “se configura la causal de libertad porque los 240 días que surgen de la duplicación del plazo establecido en el numeral 5° del artículo 317 de la norma procesal, por tratarse de un asunto en el que se persiguen delitos de aquellos que se denominan de corrupción, se configura objetivamente la causal de libertad. Esto tiene como consecuencia que se ordene a las autoridades correspondientes, entre ellas, al INPEC y a quien corresponda en el lugar de privación de libertad del procesado, la puesta en libertad inmediata e incondicional”.

En contexto: A juicio disciplinario el general (r) Jorge Romero, excomandante de la IV Brigada.

Durante el proceso, el excomandante de la Cuarta Brigada del Ejército publicó un comunicado en el que se declaró “asombrado” tras la captura en su contra, pues, en su concepto, no hubo presunción de inocencia. De acuerdo con el general (r) Jorge Horacio Romero se trata de “una estrategia de quienes buscan afectar el buen nombre de las instituciones y de quienes servimos a nuestra patria”. Por otro lado, la Procuraduría lo tiene en juicio disciplinario por una investigación paralela dentro de la Cuarta Brigada del Ejército.

Según lo reveló Semana, en junio de 2019 un empresario, un militar y un civil denunciaron al militar ante la Fiscalía y Procuraduría por supuestos malos manejos de recursos de los Estado. Por ejemplo, el empresario dijo que el general (r) Jorge Horacio Romero, entre 2015 y 2017, supuestamente le pidió dinero a cambio de aprobar licencias para portar armas. Al parecer, exigía $11 millones por cada salvoconducto. Extralimitación en sus funciones, ese fue uno de los cargos por los cuales fue llamado a juicio disciplinario.

De acuerdo con la Procuraduría, Romero se autorizó a sí mismo para hacer “el estudio de los documentos para la expedición de permisos de tenencia y porte de armas, así como la revalidación de ellos, con el supuesto fin de definir a quiénes le negaba o expedía los salvoconductos, función que le correspondía al Departamento Control Comercio de Armas, Municipios y Explosivos y al jefe de Estado Mayor”. Además, el Ministerio Público señaló que pudo haber incurrido en malos manejos en la compra del combustible para la Cuarta Brigada del Ejército.

Comparte en redes: