Extorsiones sexuales por redes sociales

La promesa de ser modelo o tener una loca noche de pasión son algunas de las situaciones que han provocado que personas ingenuas se conviertan en víctimas.

El sueño de encontrar el amor platónico, una aventura sexual o el futuro profesional a través de las redes sociales es un imaginario que con el pasar de los años se ha ido desvaneciendo. La extorsión se ha convertido en uno de los principales delitos contra personas que por X o Y motivo han terminado por compartir con desconocidas fotos y videos eróticos. las autoridades han demostrado que es una situación en la que muchos caen por ingenuidad. Hay decenas de casos en que las víctimas son contactadas a través de redes sociales con falsos perfiles que después de ganarse su confianza al sostener varias conversaciones por chat, les prometen el cielo y la tierra.

Sacarlas de la pobreza con el modelaje; tener una noche de pasión; encontrar el amor eterno, son algunas de las promesas por las cuales sus fotos cayeron en manos equivocadas. El Gaula de la Policía ha adelantado diferentes operativos para desarticular bandas criminales dedicadas a la extorsión o, por el contrario, capturar a los inescrupulosos que abusan de la ingenuidad e algunas personas. El Espectador recopiló cinco casos que suceden a diario, entre ellos el de un hombre que fue engañado por un travesti y después obligado a pagarle una alta suma de dinero o sostener una relación sexual a cambio de no publicar material fotográfico comprometedor. Asimismo, presentamos una serie de recomendaciones que hacen las autoridades para evitar ser una víctima más.

La mujer que era hombre

Uno de los casos que mayor conmoción generó entre los investigadores del Gaula de la Policía fue el de un hombre que terminó siendo extorsionado por un homosexual. Todo comenzó en las redes sociales, a través de las cuales la víctima intentó conseguir relaciones sexuales con una mujer y fue cuando cayó en las manos de un travesti. Ambos, después de entablar una relación de cordialidad por las redes, empezaron a intercambiar fotos. La víctima envió fotografías comprometedoras y a cambio recibía fotos de lo que parecía una mujer desnuda, solamente torso. Sin embargo, días después de las conversaciones, recibió una llamada y era una voz masculina que le decía que tenía en su poder imágenes de él desnudo y que se reunieran para acordar un pago de dinero. Al llegar al encuentro, la sorpresa fue aún mayor. La mujer que veía en las fotos resultó ser un hombre que le hizo la siguiente exigencia: tener relaciones sexuales o entregar una alta suma de dinero a cambio de no publicar en las redes las comprometedoras imágenes. La víctima acudió al Gaula de la Policía, que después de realizar seguimientos al travesti, lo capturó y lo procesó por extorsión.

Un falso teniente

Cristopher Aguirre, un hombre que tan sólo fue patrullero de la Policía, enamoró a una joven por Facebook después de hacerse pasar por teniente de la Fuerza Pública. Le envió fotos de sus supuestas insignias y de él vestido como oficial para convencerla de la fachada. En medio de sus conversaciones, el hombre hizo entrar en confianza a la joven para que intercambiaran fotos con alto contenido sexual. Aguirre le decía que confiara en él porque era Policía y que nada sucedería con las imágenes que ella le mandara. Fue tanta la confianza que se ganó Aguirre, que la víctima incluso le envío videos masturbándose. Fue entonces cuando la historia cambió por completo y empezaron las exigencias económicas para no publicar en internet el material sexual. Después de acudir a las autoridades, la joven entregó su perfil al Gaula de la Policía para que fueran ellos lo que se comunicaran de ahí en adelante con Aguirre. Entre los chats interceptados, se lee: “la estoy esperando que paso al fin (...) si hubieras querido pagar por los videos me hubieras llamado se acabo el plazo mija si antes de las 5 no hay plata ya sabes que hago (...) que lastima fue u place hacer negocios con voz pero no cumpliste asi que voy a publicar los videos y son 4 y bien detallados y esta tu cara. ya fue culpa tuya”. Sin embargo, finalmente terminaron pactando una cita y Aguirre fue capturado en flagrancia.

El ‘hacker’ de las extorsiones

El sueño de una joven pereirana de convertirse en modelo se desvaneció después de caer en las redes de John Céspedes, un joven de 20 años conocido como ‘Hacker’. Desde Villavicencio, él contactó a su víctima en Pereira para ofrecerle ser su representante. En un principio le pidió fotos comunes y corrientes, sin embargo, luego la convenció y la joven le mando fotografías desnuda. Al tener ya el material, Céspedes cambió su forma de actuar y empezó a intimidar a la joven. Se comunicaban por Facebook y el chat de Blackberry. En unos pantallazos obtenidos por las autoridades se observa cómo ‘Hacker’ presiona a su víctima para que tuvieran relaciones sexuales. Tras la negación, le pidió que le diera $2’000.000 a cambio de no publicar sus fotos. Es insistente en decirle que él se va a ir a vivir a Costa Rica y que iba a cerrar su perfil de Facebook, por lo que necesitaba con urgencia el dinero. La joven logró alargar el plazo que le había dado este hombre diciéndole que estaba quebrada y no tenía un centavo. “Yo espero hasta la quincena”, fue la irónica respuesta de ‘Hacker’. Igualmente, en poder de las autoridades están unas interceptaciones telefónicas (ver grabaciones) en las que Céspedes le dice a su víctima que está cansado de esperar y que ella le había “violado su intimidad” al contarle de la situación a su familia. La amenaza advirtiéndole que él sabía que legalmente la podía “joder” y que sólo esperaba que le pagara su plata. Finalmente, el Gaula de la Policía capturó a ‘Hacker’ en Villavicencio.

‘Sexo o $90.000’

Uno de los casos pro extorsión íntima que resolvió el Gaula de la Policía fue en Bucaramanga. Una joven de 19 años fue engañada y abusada por Pedro Emilio Burgos Soler, un hombre de 26 años que a través de perfiles de Facebook ficticios la engañó con la promesa de que le ayudaría a ser modelo. Las autoridades aseguraron que fue más de una víctima la que cayó en la falsa promesa de triunfar en el mundo de la farándula.
El ‘modus operandi’ de Burgos consistía en crear cuentas de Facebook falsas y luego acercarse a potenciales víctimas. Ya cuando ellas habían enviado fotografías desnudas o comprometedoras, el hombre las amenazaba de muerte y les cobraba una suma de dinero. Sin embargo, después a través de su verdadero perfil en la red social se ofrecía como intermediario de las víctimas y su ‘primo’, quien en realidad era él mismo. Les decía que él impediría que su ‘primo’ llevara a cabo sus amenazas a cambio de que le dieran $90.000 y a su vez accedieran a tener relaciones sexuales.
Su captura se logró después de que la joven de 19 años fuera el señuelo de las autoridades y aceptara tener relaciones con él. Fue en un motel de Bucaramanga donde el Gaula lo arrestó.

El costo de un revelado fotográfico

Varias parejas de novios han tenido el impulso de grabarse o tomarse fotos sosteniendo relaciones sexuales, siempre bajo el principio de la intimidad. Eso le sucedió a una pareja de Manizales. Sin embargo, tiempo después terminaron y las fotos y los videos quedaron guardados en una cámara. El joven siguió su vida normal, pero un día que fue a revelar unas fotos de un viaje personal, el encargado de sacarlas encontró la íntima carpeta. John Erikc Ramírez García vio entonces la oportunidad de copiar el material en una capeta sin que el joven se diera cuenta. Desde ese momento inició la búsqueda por redes sociales de la exnovia, de quien había ido a revelar unas simples fotos. Ahí comenzó el caso de extorsión, en el que Ramírez le pidió $2’000.000 a la mujer a cambio de no publicar las fotos. Su exnovio era ajeno a la situación, hasta que fue enterado e interpusieron la denuncia. Todo sucedió a principios de este año, y fue entonces cuando la mujer acordó con Ramírez encontrarse en un sitio público para realizar el pago. Ya el Gaula había dispuesto un operativo para capturar al hombre. Finalmente, el revelador de fotos fue capturado en flagrancia el 28 de enero mientras recibía la plata.

 

smartin[email protected]

@santsmartinez

Temas relacionados