Factura enreda a excontralor de Bogotá

Alejandro Botero manifestó que en una reunión con Miguel Nule este le mostró un recibo por 1.700 millones de pesos de los cuales, presuntamente, saldría la comisión para el contralor distrital Migue Ángel Moralesrussi.

En una reunión a mediados de 2010 en el norte de Bogotá, el subcontratista del Distrito Alejandro Botero observó el recibo de una factura que habría sido enviada presuntamente por el contratista Julio Gómez para el pago de una comisión al entonces contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi por un valor de 1.700 millones de pesos para que este omitiera las denuncias acerca de los atrasos e irregularidades en importantes obras viales en la capital de la República.

“Después de que me reuní con Emilio Tapias (otro contratista), me llamó Miguel Nule para que nos reuniéramos. En esa cita me entregó una  por un valor de 1.700 millones y que era supuestamente lo que le había enviado Julio Gómez para que le pagará al contralor", señaló Botero ante las preguntas de la Fiscalía.

Señaló además que a comienzos de 2010 se reunió con la entonces directora del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, Liliana Pardo para presentarle la “concentración de contratos” en Bogotá por un valor superior a los 289 mil millones de pesos que estaban en manos del contratista Julio Gómez.

Según Botero en esa oportunidad Pardo le manifestó su preocupación por este hecho y le prometió que buscaría una forma para investigar estos hechos irregulares. Sin embargo, tiempo después, en otra reunión, la directora del IDU le manifestó que todos los intentos presentados por ella habían sido “truncados” por la oficina jurídica del Instituto.

El subcontratista, señalado por la Fiscalía como el “testigo estrella” de la contratación en Bogotá, aclaró que después se enteró que después de la salida de Pardo, su sucesor Luis Eduardo Montenegro “no me prestó atención sobre mis denuncias y en una ocasión me sacó a patadas de su oficina”.

Estas declaraciones fueron hechas en el juicio que se adelanta contra el contralor de Bogotá y la exdirectora del IDU por el escándalo de la contratación en Bogotá.  

Temas relacionados