Fallas en nuevo esquema de recolección de basuras aún no se han superado: Procuraduría

El Ministerio Público consideró que no se han atendido correctamente las recomendaciones hechas para mejorar el servicio.

Ante la Corte Constitucional, la Procuraduría General presentó un informe de seguimiento frente al nuevo esquema de basuras diseñado por la Alcaldía de Bogotá y que fue puesto en ejecución el pasado mes de diciembre.

El Ministerio Público considera que 11 meses después no se han cumplido de manera satisfactoria las metas propuestas en este proyecto, señalando que las fallas continúan afectando así a la ciudadanía.

En este sentido señaló que las recomendaciones por mejoras la implementación del sistema de aseo por diferentes organismos de control y vigilancia no se han atendido hasta la fecha por parte de la Alcaldía de Bogotá y los organismos contratados para cumplir con esta función.

En uno de los principales puntos, el órgano de control disciplinario advierte que es menester y urgente la implementación del plan de inclusión de la población de recicladores, ordenada por la Corte Constitucional “con el propósito de evitar nuevos retrasos".

Después de 18 meses de seguimiento y verificación no existe ninguna certeza sobre el modelo que será utilizado para la prestación de este servicio fundamental, situación que fue calificada como “preocupante” por parte de la Procuraduría General.

Igualmente se señala que la Unidad Administración Especial de Servicios Públicos (UAESP) no tiene certeza sobre las clausulas de los contratos con los operadores privados, hecho que podría provocar nuevas fallas en el servicio de aseo causando un caos similar al presentado a finales del año pasado.

“Manifiesta su inquietud respecto de la gran rotación de personal que tiene la UAESP. Los constantes cambios en la dirección de la Unidad y de los funcionarios responsables de la implementación de plan, constituyen una dificultad evidente que retrasa la materialización de acciones afirmativas a favor de la población recicladora”, precisa la Procuraduría en una de sus conclusiones.