Fallo contra general (r) Uscátegui causa un dolor profundo: Mindefensa

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme el fallo que lo condenó a 37 años de prisión.

El Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, lamentó el fallo de la Corte Suprema de Justicia en el que ratificó la condena de 37 años de prisión contra un general retirado del Ejército, Jaime Humberto Uscátegui, por omisión en una masacre en la que paramilitares asesinaron a 49 campesinos en 1997 en el municipio de Mapiripán, departamento del Meta.

A través de su cuenta en Twitter, el jefe de la cartera de la Defensa manifestó que respetan la decisión del alto tribunal pero no lo comparte.

“Frente a tema de general (r) Uscátegui, fallos judiciales se acatan y se respetan, pero éste fallo causa profundo dolor: @mindefensa Pinzón”, dice el mensaje difundido a través de esa red social.

El presidente Juan Manuel Santos también se refirió a este fallo y dijo que “en el Marco Jurídico para la Paz que es hoy parte de nuestra Constitución lo hicimos para que la justicia contemplara la justicia transicional en su primer artículo dice que en la solución del conflicto, si hay algún tipo de beneficios para la contraparte también se contemplan beneficios para los agentes del estado y yo les he dicho a los militares que no se preocupen”.

Por su parte, Uscátegui reiteró su inocencia y declaró que “este es un fallo injusto y equivocado. Reitero mi inocencia con base en las más de 100 pruebas que reposan en el expediente y tengo mi conciencia tranquila. Por lo tanto, presentaré los recursos de ley a que tengo derecho como son: la Tutela y la Acción de Revisión. La última palabra la tiene Dios, el Juez Supremo”.

Y agregó que “la justicia colombiana condena a 37 años de prisión a un general inocente, mientras que al hoy Coronel Hernán Orozco, quien se confabuló con los paramilitares y les permitió la entrada a su jurisdicción, tanto en San José del Guaviare como en Mapiripán, se encuentra prófugo de la justicia en Miami (EEUU) desde el año 2003”.

El martes la sala de Casación Penal de la Corte dejó en firme la condena contra el general (r) Uscátegui por "omisión impropia de los homicidios agravados y secuestros simples perpetrados durante la masacre de Mapiripán (Meta), ocurrida entre el 15 y el 20 de julio de 1997".

La sentencia explica, sin embargo, que Uscátegui no fue coautor de los delitos pues no se le consideró aliado de los paramilitares.

En su fallo, el Tribunal señala que el militar, que era entonces comandante de la VII Brigada del Ejército, tenía mando sobre el Batallón de Infantería Joaquín París, el más cercano al lugar de los hechos pero omitió adoptar medidas para proteger a los pobladores pese a que fue informado de que el pueblo había sido tomado por paramilitares.

A juicio de la Corte, la responsabilidad del general retirado Uscátegui "radicó en la absoluta omisión del deber que tenía como oficial superior, al dejar de hacer lo que estaba a su alcance".